Barça y Madrid irán de bajas

Ya no está de buen ver la dirección de Zinedine Zidane en el Madrid. La derrota en Mestalla ha roto el dulce encanto de su vuelta. En el Barça, que no mereció empatar en El Madrigal, ha cundido la alarma por la cantidad de goles que encaja. En el Madrid hay varios jugadores en baja. Algunos por su estado físico y otros tal vez porque fueron excesivamente valorados en su momento y el tiempo ha demostrado que no era para tanto.

En los dos grandes clubes han surgido las dudas. En el Bernabéu están convencidos de que al margen de las palabras del entrenador que trata de mantener la calma y no desautorizar a algunos de los jugadores, es precisa la renovación. En ella entran nombres de gran prestigio y trayectoria en el club como Marcelo y Kroos. En el Barça, Umtití que ha salido de larga lesión no está dando el rendimiento requerido y su suplente, Lenglet, le ha ganado el puesto.

En ambas plantillas han futbolistas que han terminado su ciclo o no han estado a la altura de lo que de ellos se esperaba, Por el contrario también hay jugadores que con los partidos han ganado el aprecio del que carecían. Vinicius es ya casi ídolo en el Bernabéu y Malcom, que estaba defenestrado, en sus pocas apariciones ha demostrado que se puede confiar en él aunque aun ha de demostrar regularidad. Y Coutinho sigue siendo incógnita.

El problema de las ventas está en los salarios de quienes han de ser traspasados. Lo que ganan en clubes como los dos grandes españoles es muy difícil que pueda ser aceptado por los presuntos compradores. Quienes salen de Madrid y Barça han de estar dispuestos a rebajar sus cuentas bancarias salvo que, como milagro, les llegue una oferta de China donde aún atan los perros con longanizas. En otros lugares, agua.

Posdata. ¿Por qué en el VAR en jugadas dudosas y discutidas posteriormente no trazan la línea que determina si ha habido fuera de juego? Todos no son iguales ante el VAR.