El Valencia se acerca a su meta

El Valencia necesitaba acercarse al cuarto puesto de la clasificación que da derecho a Liga de Campeones. Ganó al Madrid y se acercó a su meta. El Madrid precisaba afianzarse en Liga para postularse definitivamente para el segundo puesto de la clasificación, puesto de consolación. Perdió en Mestalla y con ello no hizo camino hacia su meta.

Venció el Valencia porque tuvo más valentía en los contragolpes. Se afianzó en defensa con dos líneas de cuatro jugadores muy juntas y tal colaboración sirvió para que en las contras hallara facilidad para llegar al gol. El segundo fue de Garay en un córner pero con antelación pudo haber aumentado su diferencia. El tanto de Benzema en el minuto 93 no le proporcionó consuelo. Tendrá que seguir luchando para apartar al Atlético del segundo lugar.

El público de Mestalla, probablemente se preguntaba de nuevo si los cuarenta millones de euros invertidos en el fichaje de Guedes había merecido la pena. El portugués lesionado gran parte del campeonato estaba apareciendo en cuentagotas. Cuando más se especulaba con la operación financiera llegó la oportunidad y el portugués batió a Navas. Fue la consecuencia de una jugada en la que los valencianistas buscaron el momento idóneo para el remate y fue Guedes quien finalmente lo encontró. La diana sirvió para que la inversión pareciera menos.

Solo la ausencia de Cristiano ofrecía en Mestalla la imagen distinta del Madrid de los años anteriores con Zidane en el banquillo. El resto era lo de siempre. En la alineación volvían los pesos pesados con Keylor Navas en la portería junto a Marcelo Modric, Kroos, Lucas Vázquez y Asensio para acompañar a Benzema. No había más novedad que la señalada. Tampoco varió Zidane con los cambios porque dio entrada a Isco y Bale buscando el empate. Y puestos a recordar no había que apartarse mucho para comprobar que el fútbol que practicaba encontraba mucho balón, pero no creaba huecos por los que llegar con ventajas al área de Neto.

Tampoco Marcelino trató de inventar nada. Sujeto a su sistema con solo dos delanteros Rodrigo y Gameiro se juntaba bien y mucho atrás y buscaba el contragolpe con el que encontrar pasillos por los que llegar a las proximidades de Navas. El partido apuntaba a dominio constante del Madrid apariciones esporádicas de los valencianistas en jugadas de ataque. El primer disparo a puerta fue el gol de Guedes.

Abierto el marcador a los valencianistas se le subió la sangre a la cabeza y durante diez minutos apabullaron a los madridistas y crearon varias jugadas de peligro. Fue final de la primera parte de aspecto trepidante. En la segunda no hubo cambios importantes. El Valencia no se dedicó a defender su gol y consecuencia de ello fue la segunda diana. Mereció más que el Madrid y obtuvo el premio. Fue el decimoséptimo partido consecutivo en que no pierde.