Los tres necesitan reflexión

Real Madrid y Atlético se han caído en el camino de Damasco. El Barça continúa y se ha convertido en el único representante español en un torneo en el que han copado la mitad de los puestos cuartofinalistas los clubes ingleses. Los tres grandes representantes nacionales tienen algunos problemas similares, a los tres se les están haciendo viejos, algunos futbolistas. El Barcelona se sostiene porque cuenta con el mejor jugador del mundo. Fabio Capello acaba de decir que en el futbol ha habido tres genios y entre ellos no está Cristiano. Los tres genios a que se refiere Capello, ex entrenador del Madrid entre otros cargos ilustres, son Pelé, Maradona y Messi. Los dos derrotados no han podido seguir porque ninguno de ellos cuenta con el barcelonista, jugador que sigue haciendo bueno al conjunto azulgrana cualquiera que sea su alineación.

El futuro del Madrid no es incierto como si lo es el del Atlético. Los madridistas, que hoy son el club más rico del mundo, van a echar mano de la cartera y antes de que acabe la temporada Zidane ya sabrá a qué atenerse. Las medidas comienzan por el despido de algunos hombres y tal vez con la recuperación de algunos que Solari había ninguneado. Lo importante va a estar en los nombres a fichar y que serán, sin duda, grandes futbolistas. Zidane sabe lo que se juega y tendrá el apoyo incuestionable del presidente. La Semana Trágica, recientemente padecida, no se volverá a producir. Al menos del modo tan humillante como que te eche a la cuneta el Barça y en dos partidos del Bernabéu.

El Atlético tiene que cambiar de idea si es que Simeone es capaz de pensar en otra clase de futbol que no sea el de los legionarios. También hay jugadores veteranos que requieren el relevo y el club tendrá que planificar muy bien los fichajes. Alguien debe convencer al Cholo de que el fútbol es algo más que el esfuerzo físico.

El Barça se siente feliz porque es líder en Liga, finalista en Copa y cuartofinalista en Europa. Sin embargo, los dirigentes deben comenzar a pensar en la necesidad de cambios. Todo no puede depender de Messi. Urge potenciar el medio campo y la búsqueda de un delantero centro que releve a Suárez, que no es fino estilista, o que le dé descanso en algunos momentos. Todo no es color de rosa.

Posdata. El Madrid ha perdido presencia en los campeonatos, pero lo va a recuperar con los anuncios de probables fichajes. Nunca pierde primeros planos.