La final, entre campeones

Cuatro equipos campeones de Copa se han clasificado para las semifinales: Barcelona, Real Madrid, Valencia y Betis y consecuentemente, cualesquiera que sean los resultados habrá dos en la final. Sin novedad señora baronesa, no hay novedad. El Barcelona tuvo que remontar en el Camp Nou y lo hizo de lujo; el Madrid pasó un susto en el Bernabéu y definió la eliminatoria antes de la vuelta; el Valencia tuvo que recurrir a la heroica para derrotar el Getafe y el Betis, que será anfitrión de la gran fiesta, se ha apuntado a soñar con ser uno de los protagonistas.

El partido que quedaba era el de Montilivi. El Madrid llegó con ventaja de 4-2, y en la primera parte aumentó su ventaja con dos tantos de Benzema. Éste ha tomado el mando, juega suelto, casi con displicencia y todo lo hace fácil. Lo que le faltaba era la capacidad goleadora y se está despertando en esa función. Después de varios meses suspirando por un delantero que marcara tantos, para no echar muy de menos a Cristiano, da la impresión de que lo ha encontrado en el francés. Benzema no es sólo un rematador aunque durante mucho tiempo se le haya pedido que atesorara tal virtud. Juega y hace jugar. No es delantero estático cercano al área. Distrae a los defensores yendo de derecha a izquierda y asociándose con Lucas o Vinicius lo que lo convierte en el jugador que hacer perder el control a los zagueros, que nunca saben por dónde lo va a encontrar.

Solari está teniendo viento de cola. Si es idea suya, o es orden del alto mando, está alineando a jugadores que han de ser el futuro. Vinicius, que es el chispazo aunque no acaba de encender la hoguera, se mantiene como titular y están cobrando protagonismo Ceballos y Marcos Llorente. Éste culminó su actuación con un gol. Asensio entró por Benzema al que hubo que dar descanso. Da la impresión de que se esta fraguando el equipo que se desea ahora que se prescinde de galácticos. El futuro tal vez está más en lo que hay en casa que en lo ha de venir. Bale tuvo sus minutos por Vinicius lo que labor administrativa puesto que conviene darle minutos para que no se devalúe y pueda ser traspasado beneficiosamente.