Los experimentos, ni en la Copa

La Copa fue en tiempos el gran torneo nacional. Era en el que se dilucidaba el titulo de campeón de España. Ahora se ha convertido en sucedáneo. Sirve para que muchos entrenadores experimenten, hagan alineaciones sorprendentes y se den por satisfechos si el resultado no es muy malo. Los entrenadores se escudan en la teoría de que deben hacer rotaciones porque esperan otros encuentros importantes, la propia Liga o la copa de Europa. El Barça que fue a disputar eliminatoria tan importante como la que le enfrenta al Sevilla se plantó en Sánchez Pizjuán con un equipo de retales. Con ellos no daba para hacer un buen traje. El Sevilla se lo cortó en el segundo tiempo. Le tomó la medida a su floja defensa y marcó dos goles que le dan notable ventaja para el partido de vuelta. El Barça sin Messi ya se sabe.

Messi se quedó en Barcelona y el equipo fue casi un experimento. Boateng, que ha sido fichaje de última hora, llegó al campo del Sevilla casi desde el aeropuerto, En la zaga Sergio Roberto y Semedo cubrieron los laterales y en el centro del campo además de Arthur, el hombre con más sentido, Valverde colocó a Arturo Vidal y Aleñá, salido del B, que está haciendo carrera a pequeñas dosis. Malcom del que apenas se tiene noticia fue titular. Con elk marcador en contra el entrenador barcelonista buscó arreglar el roto y rcurrió a Luis Súarez, Coutinho, que sigue en la cuesta abajo y Jordi Alba. Era tarde. El Sevilla aun con la lesión de Navas llegó al final apretando y creando peligro.

El Sevilla planteó su partido con tres centrales y dos laterales con recorrido, Navas y Escudero y el balón, al principio, no llegó a las áreas más que en saques de esquina como grandes emociones. Las dos ocasiones claras de gol las malbarataron Malcom y Escudero. Lo demás fue ir y venir sin gran sentido. Lo mejor del primer tiempo fue la jugada de Ben Yedder que burló media defensa azulgrana y falló el remate. Habría sido gol de antología.

La segunda parte fue claramente sevillista. El Barça no se sabe a qué juega si es que juega a algo. El Sevilla hizo el juego peleón de constante presión que le dio ventaja en los ataques. El Barça tendrá que recurrir a Messi si es que de verdad le interesa la Copa.