Sin Messi, el Barça es menos

El Barcelona hay veces que sin Messi es “na y menos”. Con el argentino en el campo cambia el partido, hay más emociones, más jugadas de peligro en el área contraria y más seguridad de triunfo. Contra el Leganés, Valverde dio descanso a Lionel y no lo sacó hasta la segunda parte. El Leganés había conseguido empatar el encuentro y ante tal circunstancia hubo que recurrir al mejor jugador del mundo para que resolviera el problema. Hizo la jugada, disparó fuerte y Cuéllar, portero adversario, hizo gran parada, pero sin poder enviar el balón fuera del campo. Llegó Suárez y mandó la pelota a la red. Hubo incertidumbre por si había existido falta del uruguayo. El VAR decretó que no había tal y la diana subió al marcador y con ella la victoria barcelonista.

El Barça ha perdido parte de su entidad futbolística. Ha malversado aquella imagen del toque que enamoraba y permitía ganar los partidos con brillantez. Aquello se acabó y todo depende de la genialidad de Messi. Contra el Leganés, en ausencia del argentino, fue el francés Dembelé quien dio muestras de gran calidad. Creó peligros, sus internadas fueron vibrantes y alcanzó a marcar el primer gol en remate tirando a blandito, aunque tan esquinado que antes de entrar dio en el poste.

Dembelé, que ha sido durante algunos meses la incógnita por sus indisciplinas, se ha puesto al público en su favor. Posee ingenio suficiente para hacer de una jugada anormal un espectáculo. Desde el punto de vista del juego atacante le ha dado a la banda derecha la peligrosidad que no tenía. Compite con la izquierda en la que Messi y Jordi Alba casi juegan de memoria. Se encuentran sabiendo cada uno por donde tiene que correr o pasar el balón. La nota negra del encuentro fue la lesión de Dembelé.

El Barça pasó apuros ante el Leganés porque defensivamente tiene demasiados errores. Le marcan goles con cierta facilidad. El equipo madrileño estuvo a punto de marcar más de uno. Con tantos fallos atrás no parece fácil pronosticar la victoria en Europa. La Liga la tiene a mano a pesar de que el Atlético no ceja en su empeño y el Madrid parece recuperado.

Posdata. Coutinho fue fichaje estrella. No está respondiendo a lo que se esperaba de él.