Munuera Montero, ya está en la historia

José Luis Munuera Montero, del Colegio Andaluz, de profesión consultor, acusado de no consultar con el VAR en la jugada del penalti de Rulli a Vinicius, ya tiene un lugar en la historia. Lo sucedido en el Bernabéu hace un hueco en las páginas en las que los madridistas escriben sus peores frustraciones. Lo que hizo no tiene color comparable con lo de Guruceta en el Camp Nou o Sánchez Ibáñez en Mestalla, pero el perjudicado ha sido el Madrid y ello es razón suficiente para que quede constancia de que ha habido un error que ni siquiera el VAR ha salvado. Incomprensiblemente, ni Munuera ni el colega que manejaba los monitores y podía ver repetida la acción, sentenciaron favorablemente el hecho. Es decir como habría sido de justicia y habría calmado los ánimos al madridismo.

Hasta ahora, el VAR había servido para reparar injusticias y en general se consideraba que su existencia era beneficiosa. Casualmente ha habido dos acciones vividas en Madrid, una en el Bernabéu y otra en Getafe en las que los equipos visitantes se han beneficiado de los fallos arbitrales. Las ventajas fueron para la Real y el Barça. Ambos equipos en sus mejores años padecieron atropellos, pero ello ya no está en la memoria inmediata. Hay que recurrir a las hemerotecas para comprobar las ocasiones en que los hechos ocurrieron al contrario.

Cegarse en el penalti impide ver con claridad el problema madridista. Los diez puntos de desventaja no se deben a una deficiencia arbitral. Que estas ayudan es palmario. Pero también es evidente que el Madrid no pasa por sus mejores momentos. Los cambios de entrenador, las lesiones, la baja forma de ciertos futbolistas, el cansancio que arrastran algunos tras el Mundial y tal vez la pretemporada escasa y poco idónea, han lastrado el juego y la facilidad para golear. Sin Cristiano se ha perdido potencial rematador. Y tampoco ello es argumento suficiente. Sergio Ramos, Marcelo, Kroos, Modric, Casemiro, Asensio e Isco, en mayor o menor medida, no están a la altura habitual. A veces, hasta Courtois manda poco en su área.

Posdata. El Barça también opta por jovenzuelos. Ha atado al francés Todibo de 19 años. Brahim Díaz llegó ayer. Los grandes amarran las carteras.