Rubiales vence a Tebas

Tebas

Javier Tebas suele tener sueños de grandeza. El mayor tal vez era exportar la Liga española a Estados Unidos. Firmó un contrato para quince años del que siempre se ha sabido poco. La Federación no tuvo conocimiento de las condiciones y de las particularidades del argumento. El actual presidente federativo, Luis Rubiales, no era partidario de la excursión de Barça y Girona a Miami. El Consejo Superior de Deportes tampoco patrocinaba la idea y los miembros de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), menos. Estos habían advertido del peligro que se corría porque estaban dispuestos a ir a la huelga.

En el fútbol existe la tradición de actuar sin que en la mayoría de las ocasiones tengan noticia de una decisión los afectados por la misma. Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, se siente mariscal de campo. En la organización que dirige es natural que haya dirigentes a quienes guste eso de viajar por medio mundo y haya algunos a quienes los desplazamientos sin que figuren en su propia agenda o lo que es lo mismo en su tabla de ingresos, no le haga ni pizca de gracia. Al Madrid o al Barça les apetece más hacerse la foto en Miami por su cuenta, es decir, por la cuenta de resultados propia y no la que aporte dineros a la Liga.

Para el partido de Miami se había programado incluso ofrecer viajes gratis a los más forofos. No se especificaba si acudirían con los colores de los equipos o con lazos amarillos. El partido tenía tufo de espectáculo publicitario, pero no en favor del fútbol. Sorprendió que Tebas, cuya procedencia política muy de derechas, programase un partido con tales contendientes, que ni ideado en Waterloo. Afortunadamente se ha topado con la sorpresa de que el Barça ha dicho no a tal experimento.

Tebas está empeñado en publicitar la Liga española en todo el mundo y de ahí que para facilitar los contratos televisivos programe partidos a horas que no son las más habituales en España. Los clubes quieren más dinero y lo está logrando, pero una cosa son los euros y otra, las excentricidades.

Posdata. El Valencia levantó cabeza frente al Manchester United de José Mourinho. Marcelino ha tomado aire. El club se ha convencido de que hizo mal los fichajes de esta temporada.

Sobre el autor de esta publicación