Lopetegui está emplazado

Julen Lopetegui está emplazado. Su sentencia ya ha sido dictada. Fichó para tres años y ha durado tres meses. Le quedará el consuelo de percibir la compensación económica de estos casos que es importante. Hoy dirigirá al equipo en el Bernabéu en partido de Liga de Campeones. En principio mantiene autoridad para decidir el equipo y las sustituciones. Podría suceder, que es lo más probable, que se gane a los del Pilsen y su figura siga siendo cadavérica. Para jugar el domingo en el Camp Nou parece que lo quieren mantener lo que tiene grave riesgo. Podría ocurrir que con la baja de Messi el Barça fuera derrotado. Llegaríamos al domingo noche con un entrenador que ha ganado los dos últimos encuentros y, sobre todo, y principalmente, el del Camp Nou y, sin embargo, habría que comunicarle el despido. Todo esto que parece ciencia ficción es lo que están pensando en el Bernabéu y si tal sucediera  estaríamos sumidos en la situación más esperpéntica conocida en la Casa Blanca.

Dado que el entrenador ha perdido la confianza de la directiva, las dos victorias no serían argumento suficiente para mantenerle en el cargo. Sería absurdo que se cambiara de opinión cuando se sabe, sin ir más lejos en Nueva Zelanda, que en el club se piensa que fue un error contratarle cuando estaba dirigiendo la selección nacional. Las gentes del entorno del club cuentan que fallaron otras propuestas. Entre otras razones, porque la dimisión de Zidane era muy inesperada. Estamos con los campeonatos comenzados y con la plantilla hecha y los nombres que se manejan para dirigir al equipo no poseen todos categoría suficiente para lo que en el Madrid se considera.

La solución no consiste en un remiendo. No basta una solución transitoria porque hay demasiado en juego. Lo complicado es hallar en el mercado un técnico que guste a la dirección y ponga orden en la plantilla. Tal vez se precisa un entrenador con carácter. Lopetegui quizá ha sido demasiado complaciente.

Posdata. Sergio Ramos agredió a Reguilón, un canterano. Se espera que de mejores balonazos en los partidos. En la selección y en el Madrid los ha fallado.