Croacia examina la nueva etapa

Inglaterra hizo mejor mundial que España y fue derrotada en Wembley. En la primera salida de la selección con Luis Enrique al mando hubo plácemes. Ahora toca enfrentarse y en casa, Elche, a Croacia que fue subcampeona del mundo. No le correspondió a la selección española el más tranquilo de los grupos de la nueva competición europea. Para seguir en el torneo es preciso clasificarse en primer lugar. Vencer a los ingleses ha sido gran paso. Derrotar a los croatas sería la confirmación de que la nueva etapa merece confianza.

Parece que hay consenso respecto del modo en que se manifestó el equipo. Ante Inglaterra se logró superioridad con los centrocampistas que puso en liza Luis Enrique. Saúl, que fue figura decorativa del banquillo con Hierro, que ya había anunciado Lopetegui, encontró con el nuevo técnico confianza y libertad para explayarse con la misma o parecida actitud que muestra con el Atlético. En Wembley dio paso importante y ha dejado de ser aspirante al puesto. Se ha ganado la admiración de quienes lo tenían en segundo plano, en jugador de segunda parte, en futbolista de los que ha de esperar oportunidad desde el banquillo de los suplentes.

Contra Croacia las facilidades para mandar en el juego van a ser más escasas que ante los ingleses. De entrada, los croatas cuentan con Modric el jugador de moda. Triunfó en el Mundial y ha sido galardonado por ello. Además está a la espera de que se le conceda algún premio más y de superior trascendencia. Modric aspira a obtener el “Balón de Oro”. Por su calificación mundialista recibió el aplauso general de su equipo, el Real Madrid, además de otros muchos profesionales. No fue felicitado por Cristiano cuyo ego le impide creer que pueda haber otro jugador que obtenga premios a los que aspira. Aunque estaba nominado en cuanto supo que el galardonado por su completa temporada en Liga de Campeones y Mundial era Modric renunció al acto de entrega. Se mostró tal cual es.

Contra Croacia Saúl, Busquets y Thiago se las verán Modric y Rakitic entre otros. Se puede sospechar que habrá más sufrimiento que ante los ingleses.

Posdata. Lopetegui quería a Rodrigo. El Madrid no lo ha considerado estrella suficiente. Si repite lo de Wembley habrá reconsideración en Navidad y el Valencia hará caja.