Valencia y Atlético confirman aspiraciones

El Atlético es realidad. El Valencia aspira al futuro. El equipo madrileño está hecho. El Valencia, en construcción. El conjunto madrileño llegó a Mestalla eufórico por su triunfo en la Supercopa de Europa en la que no sólo venció al Madrid, sino que casi lo humilló. El club de Mestalla, que ha vuelto a la Liga de Campeones, tendrá que luchar este año con sus posibles carencias que se mostraran a medida que continué su campaña con tres competiciones.

El Atlético no es este año tercero en discordia. Con toda justicia aspirará a luchar por los títulos con Barcelona y Madrid. En Mestalla puso la primera piedra de su edificio que aspira a ser ejemplarizante. El campeón de la Supercopa ya ha dicho su primer discurso brillante en Valencia, ante enemigo que se supone estará también entre los mejores de la Liga.

El empate fue la consecuencia del juego de dos equipos que supieron sobreponerse al cansancio y el calor y buscaron la victoria hasta el último minuto. El gol de Correa sirvió para tomar ventaja. El de Rodrigo fue un tanto en el que el delantero hizo acto de calidad. Controló el balón con el pecho. Se lo sirvió Wass y el remate fue inapelable.

El segundo tiempo tuvo más color valencianista y estuvo a punto de ganar en los últimos instantes. El contragolpe fue malbaratado en la decisión final. La igualada fue posible gracias a que Gameiro, recién llegado a Mestalla desde el Atlético, falló el remate del suspiro final.

Valencia y Atlético confirmaron con su juego lo que se les pronostica con vistas a la temporada. No perderán de vista los primeros lugares.

Posdata. El Madrid ganó al Getafe, pero sólo fue aperitivo de la función gastronómica de esta temporada. Sin Cristiano también tendrá máxima presencia.