La parte seria del espectáculo

Empieza la parte seria del espectáculo. La Liga nos llama a partir de hoy. Se acabaron las probaturas, los ensayos de sistemas, el ensamblaje de los fichajes, el estudio de las fuerzas que han acumulado todos los clubes. Toca vivir ilusiones, esperanzas ante la gran competición nacional. Volvemos a la tarea diaria de partidos en sesión continua. La Liga no tiene descansos. De acuerdo con los contratos televisivos hay que programar partidos en jornadas y horarios que se puedan presenciar tanto en España como en los países que adquieren los derechos de imagen. Hay semanas en que llegamos al hartazgo con tanto fútbol.

Hoy se levanta el telón y salen a escena los primeros protagonistas. Ya hay para el lunes encuentro grande. En Mestalla se enfrentan el Valencia, el primer equipo español que ganó la Supercopa de Europa, y el Atlético de Madrid, que acaba de conquistar este trofeo frente el Madrid que bien puede sentirse humillado por la derrota sufrida.

El Valencia se ha reforzado más que en los años anteriores. Las medianías de los primeros mandatos de Peter Lim, objeto de las operaciones de Jorge Mendes, han dejado paso a jugadores con mayor proyección futbolística. Y pese a ello, aún está pendiente de la contratación de Guedes, por quien el París Saint Gemaín pide unos cuarenta millones de euros. Para la banda izquierda el Valencia ha conseguido la cesión de Cheryshev, operación que ha sorprendido dado que el Villarreal, que estaba echando la casa por la ventana, está haciendo caja quitándose de encima jugadores de valía como el ruso y Samu Castillejo. Éste sale hacia el Inter con la contraprestación de Bacca, que deseaba volver al Madrigal, además de quince millones. Fernando Roig  no suele comprar y vender sin que ello le reporte beneficios.

El Atlético afronta el debú liguero con la euforia de la victoria en Tallin y la satisfacción de algunos de los fichajes. Especialmente, Lemar que en su aparición en partido importante ha sido figura estelar. Los colchoneros siguen contando con Diego Costa que ante su compañero de selección, Sergio Ramos, compañero, pero no amigo, hizo las delicias de sus seguidores.

Marcelino ha conseguido hasta ahora los fichajes que ha solicitado. Incluso podrá alinear a Gameiro recién llegado del Atlético. El publico habría preferido que continuara Zaza a quien le dan la boleta.

Posdata. No está cerrada la taquilla de los fichajes. Atentos a la pantalla.