Empezó la caza a Luis Enrique

 

A Luis Enrique no podían concederle cien días de gracia porque llega  antes el partido contra Inglaterra. Pero tampoco le han concedido dos. Determinados medios ya le han puesto las peras al cuatro. De momento, ha habido quien ha tenido la osadía de teorizar que para elegir al seleccionador, en este caso Luis Enrique, había que consultar con los jugadores. Nunca se ha concebido tal situación. No recuerdo que ningún técnico de la nacional haya sido nombrado tras consular con los futbolistas.

La segunda cuestión, al parecer fundamental, ha sido el hecho de que Luis Enrique no haya consultado con el capitán, es decir, Sergio Ramos. Tal afirmación da por supuesto que el madridista sigue siendo el capitán condición que se le puede otorgar siempre y cuando sea seleccionado. ¿Es capitán a perpetuidad?  ¿Ha habido en la historia de la La Roja algún jugador que haya ostentado tal distinción sin en necesidad de ser seleccionado?.

A algunos se les está yendo la mano. Que su última labor haya sido la de entrenar al Barcelona parece que es delito de origen, discriminación que no existe en la Constitución que no hace distinción entre raza y procedencia.

Algunos ex jugadores internacionales, gentes con prestigio y opinión que conviene escuchar, se han inclinado por los fundamental: Luis Enrique deber ser quien elija a los jugadores y quien acabe con los grupitos de presión dentro de la selección.

Tras la mediocre aportación de algunos jugadores en los partidos del Mundial, un seleccionador con la cabeza en el sitio, a lo mejor, optaba por llamar para los próximos compromisos a otros que merecen la oportunidad de ser del primer equipo nacional. Tal y como están respondiendo algunos medios parece que le están condicionando el mando.

Tras lo sucedido en Rusia no sería solución extrema prescindir de algunos de los que tuvieron actuaciones menos brillantes. En la defensa hemos visto jugadores de muy mediocre actuación. En el centro del campo no ha habido soluciones para ganar partidos y los delanteros han estado bastante desasistidos porque detrás no había quien mandara. Hubo alguno que se hizo a la idea de que debía cargar con mas responsabilidad, caso de Isco, aunque acabó por tener demasiado peso en su espalda, y hubo más de un caso de jugador agotado, al que se le notó el exceso de la temporada.

¿Sería un crimen de lesa Patria que Luis Enrique alineará a Kepa Arrizabalaga, Bellerín, Iñigo Martínez, Azpilicueta, Marcos Alonso, Saúl, Rodri, Asensio, Lucas Vázquez y Yago Aspas? Y por supuesto, Samu Castillejo, Vallejo, Ceballos, Fabián, Carlos Soler, Sergi Roberto, Rodrigo, Asenjo, Nacho y etcétera. Cualquiera puede añadir a esta improvisada lista otros futbolistas que merecen más confianza que algunos de los participantes en Rusia. A grandes males, grandes remedios.

Posdata. Santi Cazorla ha vuelto a casa. Tras las penurias pasadas apunta a la vuelta a la elite. Sería gran noticia.