El fútbol español vive en zonas

La  antaño llamada División de Honor está dejando el fútbol nacional centrada en zonas. De ellas, sin embargo, hay que excluir a las dos Castillas y Extremadura y, momentáneamente, Asturias. Se está reproduciendo futbolísticamente, en parte, el panorama social. Hay concentración en determinados lugares y ausencia en la mayor parte del territorio. Tras la celebración de los dos grandes campeonatos y a falta de un puesto de ascenso, nos topamos con un mapa en el que la desproporción es la nota singular.

Madrid aporta a cinco clubes a Primera. Lo nunca visto. Junto a los clásicos Madrid y Atlético, hay que sumar al Rayo, al que en otros tiempos se denominaría equipo ascensor por sus subidas y bajadas, y los representantes de Getafe y Leganés, dos poblaciones cuyo historial es más bien reciente los getafenses ya hayan sumado campañas en Primera.

El País Vasco siempre contó con aportación importante, pero ahora con Athletic, Real Sociedad y Alavés, que están en la tradición, cuenta con el Eibar que se ha sumado al auge de clubes que hicieron virtud de la excelencia de los  futbolistas de casa. Cataluña y Valencia aportan tres clubes cada una: Barcelona, Espanyol y Gerona por un lado y Valencia, Villarreal y Levante por otra.

La Andalucía que ha llegado a contar con el dato de haber poseído club de Primera en cada una de sus provincias, se ha quedado con los clásicos Betis y Sevilla. Recreativo, Granada, Málaga, Córdoba, Cádiz, Almería y Jaén están en el saco de la Segunda de la que cada vez es más difícil salir.

Aragón, que estaba a cero, con el ascenso del Huesca ha cubierto una plaza. Está a la espera de las posibilidades del Zaragoza.  Galicia, con la caída del Depor, se ha quedado solo con el Celta. En Asturias, con dos clubes con tanta tradición como Oviedo y Sporting están también a cero salvo que el club de Gijón realice sus sueños. Y en Canarias y Baleares, también con idéntico panorama.

Con el simple diseño del mapa actual se comprueba la amplitud del desierto balompédico. Faltan dinero y sociedad civil. Está a la espera del maná foráneo. Espacio para empresas chinas, rusas y petrolíferas.

Posdata. Low, seleccionador alemán, prohibirá el sexo a sus jugadores durante el Mundial. Reinventa la moral y las buenas costumbres.