Es de Barrika y se llama Jon

Es de Barrika y se llama Jon. Rahm es la confirmación del hecho singular del golf español, su característica periférica. Seve (Santander), Olazábal (Guipúzcoa), Sergio García (Castellón) y Miguel Ángel Jiménez (Málaga). Jon, en cuatro días, ha podido convencerse de que su figura ha crecido enormemente. Es el nuevo ídolo, es el nuevo Seve. Es un dato más del hecho de que las grandes figuras del deporte español casi crecen espontáneamente. Rahm si gozó de escuela desde niño auspiciado por la Federación y maestros en la Blume. Luego, fue en una universidad estadounidense donde hizo licenciatura y máster, títulos consagrados por sus logros de mejor universitario y mejor amateur del mundo. Ahora, tras dos años de profesional ya cuenta con cinco grandes trofeos. En España ganó todo los galardones desde la niñez y le faltaba el campeonato de España amateur. Lo ha conseguido como profesional.

El Open de España, que cuenta en su historial con grandes nombres internacionales, estaba a punto de desaparecer. La precariedad económica lo ha relegado a segundo plano y de ahí que no hayan participado jugadores de la elite. Rahm vino para dar realce el trofeo español. Por los 250.000 euros del premio no habría participado dado que tal cantidad la puede obtener en cualquier campeonato de la PGA de Estados Unidos. Su presencia ha proporcionado vitola. Ha engrandecido el trofeo. Desde el punto de vista de la imagen, se ha beneficiado más el campeonato español que el ganador. Por ello hay que agradecerle su  participación.

Su presencia ha emocionado a miles de espectadores en directo y por medio de la televisión ha llegado a lo hogares en que ha entrado como nuevo ídolo al que hay que seguir de cerca. La Federación Española había perdido licencias, tal vez por la crisis económica y con ejemplos de superación como el de Rahm es posible que se recupere. Está ya en la orla.

Posdata. Simeone dio su brazo a torcer y dio minutos a Torres. Éste volvió a ser “El Niño” de los colchoneros. Marcó un gol en la portería sentimental del Cholo.