Coutinho y Dembélé, ya convencen

En el Camp Nou vuelven a sonreír. Los fichajes de Dembélé y Coutinho, que habían sido cuestionados porque sus primeras actuaciones no fueron ni siquiera esperanzadoras, finalmente, han comenzado a dar noticia de su calidad. Los fichajes, un tanto discutidos, han dejado de serlo. Frente al Girona, a pesar de que ambos tardaron en entrar en juego, acabaron dando satisfacción a quienes habían creído en ellos. Con ellos el Barça cobra mayor fortaleza.

De lo ocurrido ante el conjunto gerundense se dio mayor trascendencia a los tres goles de Luis Suárez y a los dos de Messi. De éste, además, se ponderaron sus maravillosas intervenciones y, una vez más, se le concedió la primacía. Messi sigue sin admitir comparación de ningún tipo. Sin dejar de ser el artista fundamental de la obra los casi nuevos en la plaza merecieron salir del segundo plano.

El Barça necesitaba recuperar presencia atacante por la banda derecha y con Dembélé la tiene asegurada salvo que vuelva a padecer alguna lesión. Hasta ahora no había podido demostrar sus extraordinarias condiciones futbolísticas. Hay que dejar constancia de que en el primer tiempo actuó discretamente. Dio la impresión de que estaba cohibido. Le faltaba decisión. En la segunda parte empezó a considerarse jugador barcelonista y rompió a jugar de acuerdo con sus grandes condiciones futbolísticas. Ha sido el arranque. Cuando pierda por completo el aparente complejo el equipo contará con mayor potencialidad.

Coutinho también padece el síndrome Messi. Todos los grandes jugados que llegan al Camp Nou admiten el mando del argentino hasta el punto de que tardan en mostrarse como son. Coutinho es el relevo ideal de Iniesta. Posee la capacidad de crear juego y a ello añade su facilidad para el disparo desde fuera del área. Coutinho aportará al Barça disparo, como hizo magistralmente, para romper las defensas tan compactas que suelen plantear los adversarios para detener las diabluras de Messi. El brasileño puede ser el arma inesperada para hacer llegar el gol sin necesidad de llevar el balón al área pequeña.

El Barça va a disfrutar de dos fichajes en los que ha puesto no solo muchos millones, sino también, ilusión para mantenerse en primera línea.

Posdata. Asenjo, portero del Villarreal, ha pasado por la cruel experiencia de las lesiones de rodilla que han  estado a punto de alejarle del fútbol. El domingo detuvo dos penaltis. Ha recuperado el puesto de aspirante a plaza en la selección.