Messi deja sin palabras a los comentaristas

Lionel Messi comienza a dejar sin palabras a quienes le dedican cada vez con mayor fe, los elogios y aplausos de la jornada de turno. En toda ocasión en que aparece en televisión y brinda un par de jugadas ilusionantes, deslumbrantes, de las que no se ven en otros futbolistas, de las que causan inmensa admiración hasta en los adversarios, se oye en las transmisiones frases en las que se confiesa la imposibilidad de añadir algo nuevo. Había marcado dos goles Cristiano frente al Alavés, lo que había aumentado la creencia en su gran recuperación y hasta se podía pensar de nuevo en que recuperara el terreno perdido y se añadiera a la lucha por la Bota de Oro, y llegó Messi e igualó la marca de las dos dianas con lo que, de momento, dejó la pelea por este título tal y como estaba.

Fue otra exhibición de buen juego, de habilidad, de compenetración con el resto de compañeros y con ello mantuvo la distancia en la clasificación que se había acortado a causa de la victoria madridista en Leganés por el partido suspendido en los días del Mundialito. En esta semana la diferencia está donde debía. Un encuentro menos había parecido distancia más que inalcanzable. No parece que el Madrid esté a tiro de piedra del Barça aunque sus leales lleguen a considerar tal posibilidad. De todas maneras, el Barça tendrá que atarse los machos para no perder comba. Queda aún bastante Liga y si todo es posible en Granada también lo es en Barcelona y Madrid.

Para tocar los costados de los españolistas, los sufridos y pacientes pericos, hubo quien tituló que el Barça y Gerona disputaban el derbi catalán. Pues bien mirado ello dista de ser realidad a pesar de que el club gerundense se ha subido a la parra auspiciado y favorecido económicamente por los negocios del hermano de Guardiola. El equipo de Puigdemont salió escocido del Camp Nou. El Barça no se comportó como hermano. Además, seis goles fueron casi humillación.

La Liga no sufre variaciones sustanciales. El Atlético sigue buscando la segunda plaza que es bicoca europea. A Madrid y Barça con la competición casera bastante definida, les queda Europa. Es la revancha madridista y la gran aspiración azulgrana. Siempre les queda algo por que discutir.

Posdata. Si Torres se va a China, Simeone se sentirá aliviado. Un elevado porcentaje de la afición colchonera, no.