La casa por la ventana

¿Habrá dinero para todo? Da la impresión de que en el fútbol español se piensa romper el molde, acercarse a las grandes fortunas futbolísticas europeas y fichar a lo mejor que ande por el mercado. Al Madrid se le vaticina tal cantidad de contrataciones que es imposible que se acerque a la mitad de la cuarta parte. Al Barcelona se le supone apurado por las deficiencias que padece y, además de apaños, se especula con que finalmente eche la casa por la ventana y contrate a Coutinho. Está en marcha la operación invierno del Valencia, El Sevilla se va a desprender de N´Zonzi y necesita renovación porque se le ha envejecido el equipo. El Villarreal estaría dispuesto a recuperar a Pardeza, cedido en el Alavés y a l turco Unal que prestó al Levante.

Ozil, que pasó por el Madrid, se dice que puede acabar en el Camp Nou. Hazard, que es la gran figura de la Premier está en la agenda del Madrid. En el Bernabéu también quieren a Kepa Arrizabalaga, portero del Athletic Club que acaba contrato este año y podría llegar al Bernabéu en enero.

Mascherano parece que se va del Barça ahora que Valverde ha descubierto que puede contar con Vermaelen a quien ha recuperado para el fútbol español Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica. Ello ha servido para que el técnico azulgrana eche mano de él aprovechando la lesión de Mascherano.

El Madrid tiene en ascuas a Keylor Navas porque, si ficha a Kepa, se supone que no será para colocarlo en el banquillo. Zidane vota por Keylor y éste que siempre reza antes de empezar los partidos y tras el descanso debería acogerse al santo patrón San Florentino, que es quien puede decidir que Zidane haga rentable la llegada de Kepa. Este ya ha debutado con la Roja y Lopetegui lo tiene en su agenda para el Mundial.

El Valencia tiene el problema de que Guedes y Pereira son cedidos y han de volver a sus clubes de origen. No tiene incógnita con Kondogbia cuya contratación está asegurada. Pero Marcelino quiere un centrocampista defensivo que pueda sustituir a Kondogbia y un delantero porque Zaza, con un menisco roto, puede dejar de jugar en cualquier momento y pasar por el quirófano.

Sin entrar en fichajes que aparecerán en otros clubes que están a la que salta para reforzarse habrá noticias. Entre otras razones, porque hay un grupo en el que el peligro del descenso acecha. Los dineros que se van a manejar son para asustar. Y ello sin  entrar en Mbapeè que no ha dejado de estar en los pensamientos de Florentino Pérez. Aquí el que no corre vuela y todos están despegando. Aunque no haya para aceite.

Posdata. El ventolín hubo que prohibirlo porque hubo un año en que la Vuelta estaba llena de asmáticos.