El Madrid, finalista con susto

Lo que no puede ser, a veces, es posible. Dominio aplastante del Madrid, posesión de balón de más de más del setenta por ciento, ocasiones de gol constantes, paradas casi inverosímiles del guardameta del Al Jazira, dos oportunidades para los de Emiratos y Keylor Navas, batido. Un tanto, de Casemiro fue anulado, concedido y anulado. Todo en unos segundos. El VAR entró en acción y puso en cuestión su utilidad porque para la invalidación fue preciso que se  dictara fuera de juego de Benzema, que no había participado en la jugada.

Con la tecnología nos volvimos a reconciliar porque al comienzo de la segunda parte hubo gol de Al Jazira y el Var lo anuló por fuera de juego. Un claro error de los atacantes que no supieron acabar la jugada de manera legal. Sólo fue un susto.

Durante muchos minutos, por el tanto de Romarinho, nos tuvimos que abstraer de la cuestión que atañe a Navas, Kepa y De Gea  y nos distrajo lo inexplicable de la tarde. Perdía el Madrid y estaba en cuestión el arbitraje por medio de las pantallas de televisión. El árbitro ya había invalidado un remate de Benzema, pero en este caso no había habido intervención externa y nadie protestó.

El arbitraje del exterior acabó por no tener trascendencia. Si lo tuvo que Cristiano empatara y sobre todo que el hombre que salió del banquillo y reaparecía tras largas ausencias, Gareth Bale, casi en la primera jugada marcó el tanto que le dio el triunfo al Madrid. Zidane recurrió a dar minutos a Lucas Vázquez y Asensio junto al galés la superioridad continuó siendo absoluta.

La victoria no se le podía escapar a un equipo muy superior en todos los aspectos. Solamente puso alguna vez en peligro el triunfo con despistes defensivos ante los contragolpes de los de los Emirato. Sustituido el portero titular, que en realidad se lesionó muscularmente a los diez minutos por los esfuerzos que tuvo que hacer para evitar la goleada madridista, los milagros fueron menos porque los madridistas acosaron con escasa puntería. Los dos guardametas tuvieron nota alta. Ambos son alumnos del español Manuel Almunia, el preparador que los entrena.

Posdata. Vamos a entrar en discusión sobre Isco o Asensio.