El Barça aprovechó la superioridad numérica

barca

La expulsión de Raba por entrada violenta a Busquets cambió el partido. El Villarreal con diez, durante media hora, tuvo que improvisar nueva alienación después de la sustitución del lesionado Semedo. En inferioridad numérica y con el conjunto descompuesto por parches improvisados la victoria barcelonista parecía segura. Con un tercer delantero, Alcácer, las posibilidades de los azulgrana se multiplicaron. Y ocurrió lo inevitable. El líder mantuvo su ventaja  en la clasificación.

Venció el Madrid con goleada a un desconocido Sevilla. También ganó el Atlético en el campo del Betis y faltaba por conocer si el Barça mantenía su ventaja. Lo hizo con los goles de Suárez y Messi. Con ello, la vida sigue igual. De momento, cada uno está en su sitio. Habrá que esperar otra jornada para comprobar si la cabeza se comprime o los barcelonistas continúan manteniendo la primacía sin sobresaltos.

Elk Madrid recuperó su capacidad goleadora y con ello recuperó la moral y las buenas costumbres. Fue un golpe de moral parea afrontar la conquista del Mundialito. En la Liga tendrá que forzar la máquina. Lo mejor fue que esta vez sí le valió la aportación de la segunda clase.

Lionel Messi ensaya constantemente la jugada de pase largo hacia la parte del ataque de su equipo en donde antes estaba Neymar y ahora quien hace las veces de extremo es Jordi Alba. Antes también contaba con el defensa aunque la diferencia estaba en que había pareja para intentar la jugada de gol por esa banda. El dueto fue la emoción atacante en el Madrigal. Por mucho que se esfuerce Luis Suárez por buscar en esa zona nunca tendrá la misma efectividad. A la pareja les sobra para el ataque por la zona izquierda.

El Barça sigue teniendo la esperanza del gol de Messi. Lo que ahora nunca le falla es la parada de Ter Stegen. Cuando a un equipo lo salva más de una tarde el guardameta hay que pensar en que algo falla. En El Madrigal, Valverde recurrió a la alineación más clásica posible. El Villarreal con tantas bajas se ve obligado a inventar alineaciones. Así, Javi Calleja optó por cubrir el centro del campo con Semedo, futbolista al que se adivinan virtudes como rompedor en defensa y poca sensibilidad futbolística para crear juego. Desde el puesto en el que tenía que buscar el fútbol al que no está habituado tropezó con grandes dificultades y ello lo notó el equipo.

En juego estuvieron los dos centrocampistas que parecen tener un sitio en la historia actual. De una parte, Busquets que parece insuperable para el puesto de la selección y de otra, Rodri, que se ha impuesto en la Sub-21 y se agranda cada vez más. Ha tenido la desventaja de no poder contar con su maestro en la zona, el lesionado Bruno Soriano, pero al tiempo ello le ha valido para jugar más libre, con más carga de responsabilidad. Ha respondido en este aspecto magníficamente.

El Villarreal que ha bajado puntos en la tabla sigue ganando aportaciones de la cantera. Es un ejemplo.

Sobre el autor de esta publicación