Ahora, toca a la Sub-21

Sub-21

Las jugadoras de baloncesto consiguieron el titulo de Europa de forma brillante y basta contundente contra Francia. Cerraron así un torneo en el que mostraron calidad y esfuerzo continuado para alcanzar la meta. No es la primera vez que esta selección llega a lo más alto en el continente, ni se piensa que pueda ser la última. Cerrado el europeo de femenino de baloncesto se abre hoy la esperanza por el masculino de fútbol Sub-21. Antes de llegar la final después de haber ganado los tres encuentros de la primera fase, toca enfrentarse a Italia, uno de los equipo de mayor nivel. La Rojita apunta, dada la calidad de sus jugadores, a obtener otra vez el entorchado continental.

Es probable que Italia sea el peor adversario camino de la final. También los italianos pensarán lo mismo de los españoles. Contra los conjuntos italianos la música siempre es la misma. Por mucho que cambien los protagonistas, los entrenadores y las circunstancias del encuentro, resulta fácil considerar de antemano cuál va a ser el compás de su obra. Su ritmo es sabido. No es fácil marcarles un gol porque defensivamente saben cerrarse como pocos y en el contragolpe son maestros para salir de los apuros. La copla es siempre la conocida y por tanto encajar un tanto obliga a jugar sin reposo hasta el final.

Los italianos saben a quién se enfrentan, pero tal vez no han acabado de calibrar la consistencia de la selección española. En la alineación hay fortaleza física defensivamente, pero si tal condición puede ser comparable a la que ofrezcan los contrarios, España sale ganando en la comparación del aspecto creativo. Hay muy pocos futbolistas de la edad de Asensio con tanto desparpajo, calidad técnica e imaginación. Asensio se atreve a buscar la jugada capaz de desequilibrar al  cuadro oponente. En los partidos anteriores dejó constancia de su superioridad tanto en el toque como en el pase que rompa la defensa contraria. Y, además, se lució en un disparo a gol desde fuera del área lo que muy pocos se atreven a practicar.

Afortunadamente, Albert Celades, el seleccionador, tiene donde elegir. En la tercera confrontación pudo dar descanso a algunos de los titulares y se demostró que se pueden formar esquemas distintos con jugadores diferentes. Entre los llamados hay nombres para el futuro inmediato: Kepa, Vallejo, Meré, Gayá, Bellerín, Odriozola, Soler, Ceballos Denis Suárez, Sandro, Merino, Deulofeu, Mayoral, y todos ellos con el pasaporte para el triunfo en Primera. Algunos ya lo han conseguido y parte del resto está pendiente del mercado veraniego. Pueden cambiar de club y en condiciones muy ventajosas.

La Rojita es líder de en posesión de balón y en eficacia, en el gol. Son condiciones fundamentales para seguir venciendo.

Posdata. Estamos a la espera de noticias del Bernabéu. Florentino está por la labor. Cada año, una estrella. Está al caer.

Sobre el autor de esta publicación