El campeón tiene la mejor plantilla de Europa

El Madrid se proclamó campeón y para ello volvió a mostrar su superioridad. Es la consecuencia de su mayor regularidad. La constatación de que posee lo que puede considerarse la mejor plantilla de Europa. El título no ha sido un regalo. En La Rosaleda, el Málaga se resintió, pero acabó aceptando la derrota. El Barça, el frustrado aspirante, hizo uno de los malos encuentros que ha brindado a los suyos. El campeón ha sido mejor y, además, el gran adversario ha fallado en demasía. Ante el Eibar estuvo a punto de pasar una vergüenza más. Se salvó con la ayuda arbitral. Pitó dos penaltis inexistentes y el primero lo paró Yoel. Messi marcó el segundo y el cuarto gol fue el tanto del perdón. Fue jugada excepcional de Messi. La victoria vergonzante tuvo el bálsamo del cuarto tanto. También el árbitro de La Rosaleda se lució. Dio por válido el gol de Benzema que estaba en fuera de juego.

El Real Madrid ha ganado la Liga a pesar de que Isco no ha sido titular. En Málaga necesitaba el empate para alzar lal copa y antes de que se consumiera el segundo minuto marcó Cristiano, a pase perfecto de Isco y lo de la igualada ya quedaba atrás. Seis minutos después incluso podía perder porque el Eibar había marcado en el Camp Nou. Quedaban las dos medias partes de La Rosaleda y el Camp Nou tiempo en que los marcadores podían cambiar de signo porque en el fútbol también vale lo de que hasta el rabo todo es toro. Y sin embargo, el Madrid consideró que ya estaba todo resuelto y se confío a lo sucedido en los comienzos y se dedicó a jugar plácidamente.

El Madrid ha establecido dos normas que parece que se han convertido en su estilo de manera incuestionable: ganar en el último minuto o marcar pronto y dedicarse a jugar parsimoniosamente. El Málaga no se resignó a ser convidado de piedra y se hizo con el balón y el campeón cedió medio campo y tanto se aculó que permitió que los malaguistas crearán algunos ocasiones de gol. Fue Sandro, de la razón social de La Masía, quien se encargó de poner en aprietos a Keylor Navas. Éste en una de las veces para salvar el gol acabó contra el poste con serios problemas para sus costillares.

El Madrid mantuvo su fórmula. Rezagado, bien cubierta su área y presto a salir al contragolpe, en todo momento dio sensación de que en una de sus avanzadillas podía volver a marcar. En Barcelona, Suárez fallaba ocasiones claras para marcar y el tanto de Inui parecía insalvable. Para mayor sorpresa el japonés hizo el segundo también de manera espectacular.

El Madrid a medida que fueron haciendo efecto en el Málaga los esfuerzos de la primera parte se hizo con el mando. Sentenció con el gol de Benzema y hasta el final no hubo problemas de ningún tipo. Zidane hizo relevos para mantener la teoría de que hay que llegar a la final de Europa con los mejores en buena forma y de ahí el relevo de Benzema.

El segundo gol de Inui puso colorados a los espectadores del Camp Nou. Después, aunque hubo victoria se pasó cierta vergüenza por el modo en que se consiguió el triunfo. Keylor Navas volvió a tener actuación brillante con lo que, de nuevo, da la sensación de que luchará por la titularidad aunque traigan un guardameta con más nombre. En Barcelona también hubo guardameta importante. Yoel salvó al Eibar en varias ocasiones. Fue la figura del encuentro.

Posdata. El Madrid tiene plantilla para ganar varias ligas seguidas. El ciclo del Barça ha concluido.