El domingo, atentos a la pantalla

Las ligas más emocionantes se han resuelto en la última jornada. Llegar a la etapa final con la incertidumbre de que equipo va a ser campeón, proporciona mayor interés. Aquellos campeonatos que llegan a la sentencia varias semanas antes de la última proporcionan partidos ininteresantes la mayoría de las veces y, en ocasiones, la oportunidad de la componenda. Un equipo campeón no puede llegar a la jornada del cierre con interés intacto. Y cuando el adversario es conjunto amenazado por el descenso, el resultado siempre se puede poner en cuestión. El Madrid solamente necesita un punto en Málaga para ser campeón. El Barcelona, sin embargo, luchará por derrotar al Eibar por si los malacitanos dieran la sorpresa y el titulo volara al Camp Nou.

El domingo viviremos atardecer de transistores porque habrá que seguir al minuto los partidos de La Rosaleda y el Camp Nou. Esta vez, afortunadamente, dado que se televisan todos los partidos tendremos más presente aquello de permanecer atentos a la pantalla. Al tiempo, por lo que afecta a la Liga Europa, también estarán en juego los encuentros que disputan Villarreal, Athletic Club y Real Sociedad.

El domingo habrá gentes dispuestas a concentrarse en Cibeles para festejar el triunfo madridista. Quienes suelen manifestar su felicidad en Canaletas, en esta ocasión programarán su peregrinación al centro de Barcelona de acuerdo con lo que vaya ofreciendo la tarde. No tendrán preparada la parafernalia de estas ocasiones, por si acaso. A los madridistas ya les pasó un par de veces estar camino de la plaza y la radio les hizo desistir. La edición especial preparada para repartir el diario en Cibeles hubo que guardarla en la imprenta. Esta vez se corre menos riesgo en ese aspecto porque basta el empate para que el Madrid sea campeón.

Aquello dos años, maléficos para el Madrid, fueron causados por el Tenerife que dirigían Jorge Valdano y Ángel Cappa. En la presente ocasión quien conduce el Málaga es otro ilustre madridista, Míchel, y ya se sabe que no hay peor cuña que la de la misma madera. El Madrid de Zidane es mucho mejor. Supongo que las apuestas irán a su favor

Posdata. En Mestalla, Valencia y Villarreal se juegan más que el honor de la rivalidad regional. El “submarino” precisa puntuar para asegurar su plaza en Liga Europa. En el Madrigal ganó el Valencia 0-2.