Drástica renovación de entrenadores

Zinedine Zidane tiene las bendiciones de Florentino Pérez y no necesita otro aval para sentirse firme en el puesto. Cholo Simeone tiene el aplauso de la dirección del club y el aprecio de la afición. Su puesto tampoco está sometido a incertidumbres de ningún tipo. Seguirá en el Atlético siempre que lo desee. En el Barcelona se conoce la dimisión de Luis Enrique y consecuentemente, es obligado el cambio en el banquillo. El Valencia también ha de contratar técnico porque la labor de Voro, una vez apagado el incendio se considera que ya no es necesaria su misión. Corre el peligro de que se le agradezcan los servicios prestados y se le conceda, a modo de prima, un puesto en el club diferente al de delegado que había ejercido durante años y lugar del que había salido varias veces para resolver el problema de la dirección de la plantilla profesional.

De acuerdo con la clasificación habrá más de un cambio. Al margen de los resultados hay casos en los que el adiós ya está cantado. Quique Setién no volverá al Estadio Insular cuando acabe la temporada. Txingurri Valverde tampoco seguirá en San Mamés pese a su buena campaña. Hay algún caso casi excepcional como el de Quique Sánchez Flores que parece asentado en el Espanyol. Un caso en el que pese a la buena marcha del equipo se especula con el relevo es el del Villarreal donde Escribá aún no tiene noticia de continuidad.

El trasiego será esta temporada mayor que en otras ocasiones porque clubes a los que los acontecimientos les pueden forzar a un fichaje con el que en principio no se contaba. En el baile de entrenadores están el celtista Berizzo, el ahora mexicano Paco Jémez, que podría regresar a casa, Marcelino García Toral, que está en el paro, y Valverde. Son los principales nombres con los que se juega. Si finalmente Sampaoli regresa a Argentina para ser seleccionador, el Sevilla también se verá obligado a entrar en la rueda de las incorporaciones de técnicos.
De cuantos movimientos se produzcan el mayor interés estará centrado en el Barça. Lo tiene más difícil que los demás por las exigencias de una sociedad tan importante. En el Camp Nou han triunfado Guardiola, Tito Vilanova y Luis Enrique. Los tres han sumado triunfos. El que llegue tendrá que soportar la carga de la exigencia de mantener el nivel Y no será fácil porque más que un entrenador lo que precisa el equipo es renovación a fondo.