China, nueva tierra de promisión

Hubo un tiempo en que los clubes italianos eran la gran amenaza para los fichajes mediáticos. Podían con todo tanto en Europa como en América. El empuje económico pasó a Inglaterra, que durante años se hizo con lo mejor del continente. En España sólo Madrid y Barcelona pueden competir con los grandes expresos europeos. Pero por poco tiempo porque el peligro viene ahora de China. Son inversores de aquel país los que están cayendo sobre el fútbol español y los que están consiguiendo los grandes fichajes. En Europa aterrizaron miembros de los países árabes y potentados rusos. En España son varios los clubes que están en manos de chinos porque han dejado sus dineros adquiriendo las sociedades anónimas menos potentes. Hay que ponerse en lo peor y pensar que cualquier día irán avanzando en la categoría de los clubes y transformarán la Liga en un constante ir y venir de jugadores. Moverán el mercado como nadie había hecho hasta ahora.

A China han viajado entrenadores de gran prestigio como Villas-Boas, Pellegrini, Zacheroni, Scolari, Menezes, Ericksson y Lippi, entre otros. Por allí han pasado Camacho, como seleccionador, y Manzano. En la nómina de futbolistas acaban de batir el récord de las contrataciones con Oscar, que se ha ido del Chelsea por 60 millones de euros y un contrato fantástico. Por Hulk pagaron 55 millones, 50 por Alex Teixeira, Por Jackson Martínez, que fracasó en el Atlético, 42, y en la lista figuran grandes jugadores brasileños. Ya está decidido que Pepe, central madridista, que no ha renovado su contrato, también viajará a China.

La gran apuesta de los potentados orientales está ahora en la posibilidad de contratar a Messi. Se dice que le ofrecen quinientos millones de euros limpios de polvo y paja por llegar sin tener que pagar traspaso. Sería, además, el salario más alto de la historia.

El futuro está marcado por el mercado oriental. La Liga de Fútbol Profesional está obsesionada con la potencialidad televisiva de chinos y japoneses y para que puedan ver los partidos más importantes se programan horarios que no son siempre los más adecuados para los espectadores españoles. China es ahora tierra de promisión.

Posdata. Se sospecha que el mercado invernal será movido y, no obstante, por ahora, no hay grandes movimientos. Sólo ficharán los más necesitados. Y, seguramente, les servirá de poco.