Barça y Atlético recuperan imagen

El Barcelona, tras el empate en casa con el Málaga, resultado que significa decepción, necesitaba salir de Glasgow con la estela de los grandes éxitos para lo que esta vez no tenía excusas puesto que Luis Enrique dispuso de los mejores. El Atlético precisaba recuperar imagen después del tropiezo con el Real Madrid. El equipo barcelonés venció al Celtic con dos tantos de Messi y el Atlético sirviéndose de la conexión francesa, Gameiro y Griezmann, también ganó y recuperó imagen. Los azulgrana se valieron, como tantas veces, de las habilidades de Neymar y Messi. Los colchoneros aprovecharon la velocidad en la segunda parte y vencieron. Los dos equipos son líderes de sus grupos. Lo ideal para las eliminatorias de octavos de final

Messi siempre sale al rescate. Neymar, que juega por libre en la selección brasileña, en el Barça tiene compromiso constante con Lionel. El equipo catalán, sin Messi es siempre menos. Neymar, sin el argentino, también es menos. En el Camp Nou, contra el Málaga se tomó la obligación de tirar del equipo por las ausencias del líder y de Suárez y no lo consiguió. Tal papel no le va. Neymar es jugador que se asocia bien siempre y cuando no se tenga que cargar al equipo a la espalda. Brasil está pendiente de su juego y él suele estar más ocupado en ligar su fútbol con el jefe cuando viste de azulgrana.

El Barcelona recuperó pare de su esencia con Piqué de nuevo pletórico, Alba, de relevista con Neymar por la banda izquierda y Suárez aguardando la oportunidad de sellar su condición de goleador. En Glasgow manejó más el partido que su adversario y sin embargo, le costó hallar el gol. Dispuso de varias oportunidades para marcar y la tupida defensa del Celtic lo hizo muy difícil. La más espectacular de las oportunidades la invalidó el guardameta del Celtic con espléndido para al remate cerca de Suárez que se lanzó en plancha para rematar de cabeza. El equipo escocés acopló su alineación cinco hombres atrás y con la oportunidad del contragolpe con Dembelé como gran esperanza. Hubo algún momento de dudas defensivas azulgrana a pesar de que Piqué y Mascherano supieron remediar los compromisos. El mejor remate escocés lo detuvo Ter Stegen en dos tiempos.
Luis Enrique tras la ventaja de los dos tantos decidió hacer cambios y por Alba entró Digne, por Piqué lo hizo el jugador del Barça B Marlon y Neymar fue relevado por Arda. El brasileño se ganó una tarjeta que le imposibilita jugar contra el Moenchengladbach, pero llegará limpio a los octavos. Se las tuvo tiesas con Lustig y la amonestación le resultó beneficiosa.

Lo mejor del centro del campo no fue lo mejor de los barcelonistas. André Gomes aún no ha encajado. La ausencia de Iniesta sigue siendo notoria. En el Atlético, los cambios efectuados por Simeone fueron efectivos. Tiago mejoró el juego de la zona central y suyo fue el pase con el que Griezmann sentenció el pleito.