El Barça gana al Madrid en el mercado

Media España estuvo ayer en un ¡ay! Pendiente de los últimos fichajes. Algunos clubes aguardaron al cierre del mercado para hacer sus últimos contratos. El Barça, que este año se ha gastado 122 millones de euros en fichajes hizo los deberes en su momento y tuvo que aguardar lo inevitable a las doce campanadas, que estas deben ser solo para comer las uvas. El Madrid no estuvo pendiente de los fichajes estrella de cada año porque Florentino Pérez, excepcionalmente, no ha ido a por el galáctico de turno, que esta vez era Pogba e inteligentemente prefirió que se lo llevasen los ingleses. Florentino estuvo más pendiente de dar el pitido de salida, por si a última hora le caía un buen premio con venta de jugador, y se fue a la cama.

El Barça optó por reforzar la plantilla dado que en la pasada campaña la evidente cortedad de la misma obligó al entrenador a hacer maravillas con las alineaciones en momentos de apuro. Alcácer ha sido la última incorporación. Con anterioridad, también del Valencia se había llevado a André Gomes y había juntado en la caseta a Umtiti, Digne, Dennis Suárez y también casi con el coche escoba pisándole los talones apuró para fichar al guardameta Cillesen ya que Luis Enrique quiso acabar con el duelo deportivo y dialéctico de Ter Stegen y Bravo.

El Madrid se ha dedicado a mirar el panorama desde el puente. Florentino, que yo recuerde, siempre ha mirado con lupa lo mejor del mercado. Entre otras razones, para que el mejor del año no aterrizara en otros lares. Ha habido incertidumbre durante algunas semanas por si a James e Isco se les daba la boleta. Ciertamente, el malagueño aún estaba pendiente ayer de su posible excursión. En lo que toca a las incorporaciones se predicaba por la contratación del francés Pogba, jugador que en realidad no hacía ninguna falta en la plantilla. Y más por el desorbitado precio de 110 millones de euros. A partir de ahora se pueden hacer apuestas para comprobar si Pogba cuaja y es gran estrella o acaba siendo como Anelka o Ballotelli, pongamos por caso, jugadores que fueron de Herodes a Pilatos y en todas partes hallaron condena.

Y en tales elucubraciones estábamos en vísperas del debú de Lopetegui, cuya supuesta o presunta alineación inicial no presenta ninguna novedad. Habrá que esperar a los cambios para ver hasta qué punto jugadores como Asensio o Lucas Vázquez sientan sus reales en La Roja. Que lo harán.

Posdata. Lo del Valencia es de juzgado de guardia. El tal Mendes se pasa por la entrepierna a García Pitarch y la presidenta y hace y deshace a su antojo y el de Lim.