Fácil para Madrid, duro para Barça, Atlético y Sevilla

La parte seria del espectáculo ya ha sido sorteada. La Liga de Campeones, la soñada por todos los grandes clubes por los honores que concede y los dineros que proporciona, ha dado como resultado un primer viaje favorable para el Madrid y los caminos de Barcelona, Atlético y Sevilla para luchar y sufrir.

La Liga de Campeones es el gran espectáculo futbolístico de cada año y, al tiempo, el gran negocio. Los clubes clasificados ya tienen en su haber doce millones de euros y, posteriormente, se nutrirán con victorias, empate y hasta derrotas. La primera fase da impulsos económicos a la caja de los participantes y a medida que se van superando obstáculos los ingresos aumentan. La Liga de Campeones es deseada porque para muchos sus dineros son base sustanciosa para sus presupuestos.

De lo sorteado cabe deducir y hasta pronosticar, sin demasiado miedo al error, que pueden pasar los cuatro españoles clasificados. El Villarreal se cayó en la eliminatoria previa con el Mónaco y se ha quedado con las ganas de volver a participar en un torneo en el que llegó a semifinales.

El Madrid, que ha de defender el título, tendrá en la primera fase, que se resuelve a modo de liguilla, a Borussia de Dortmund, Legia de Varsovia y Sporting de Portugal como adversarios. Preferiblemente, ocupará el primer puesto. La segunda plaza, dados los antecedentes, estará entre los alemanes y los portugueses. Para el Madrid, pocos problemas.

El Barça tendrá que jugar contra el Manchester City, que esta temporada entrena Pep Guardiola y que conoce sobradamente el juego que practica el equipo que él mismo modeló en hombres e ideas. Será el enfrentamiento morboso de la liguilla. Ambos equipos son favoritos para pasar. El conjunto alemán, Borussia de Moenchenglabach, antaño la mayor potencia germana, presentará batalla como todos los conjuntos de su país, pero debe dejar paso a los dos favoritos. El Celtic de Glasgow no está a la altura de los dos favoritos.

El Atlético vuelve a tropezar con el Bayern Múnich, notorio favorito para pasar la ronda. El Atlético, que es rocoso como el fútbol alemán, no debe tener el menor descuido para ser, como mínimo, el segundo. PSV Eindhoven, representante del fútbol holandés tiene más tradición que potencial. Pero siempre debe ser tenido en cuenta. El Rostov, sur de Rusia, es, en teoría, sólo compañero de viaje. Su mayor problema son las fechas sin coinciden con el general invierno.

El Sevilla, que ha llegado por ser campeón de la Liga Europa, tendrá partidos de lujo contra la Juventus turinesa. Será el gran adversario con quien disputar una de las plazas que permitirán seguir en competición. Dinamo de Zagreb y Olimpique de Lyon, pese a su historial, no deben ser obstáculos que impidan el pase. No obstante los sevillistas tendrán que jugar en plenitud para optar a la siguiente fase. En este grupo el menor descuido puede costar la vida del artista.

Posdata. El Valencia sigue en almoneda. Lim venderá hasta el murciélago.