La Liga no difumina a Carolina

La Liga ha venido y nadie sabe como ha sido. Carolina Marín ha ganado la medalla de oro en badminton. Ayer ya hubo dos partidos del campeonato, futbolístico. Pilar Calvo ganó la medalla de plata en taekwondo. Sábado, domingo y el lunes seguirá la Liga. Joel González, que obtuvo el oro en Londres, loogró en Río el bronce también en taekwondo. En Barcelona no paran de habar de las maravillas de Messi que ha abierto la campaña haciendo felices a los suyos. Las chicas de la selección de baloncesto ya tienen la plata colgada y con actuaciones sobresalientes.

En Madrid están preocupados por el estado físico de Karim Benzema, que viene lesionado desde el final de la pasada campaña. La gran preocupación de Sergio Scariolo era la lesión de Pau Gasol, que tiene un gemelo dolido. Sospecho que en España duele más la contractura de Gasol que las dolencias de Benzema. Contra Estados Unidos no pudo estar físicamente perfecto. Aún así tampoco es fácil ganar a estadounidenses.

La Liga ya ha comenzado y la Vuelta está a punto de dar el pistoletazo de salida. En Valencia están expectantes porque el dueño del club, Peter Lim, quiere vender a Alcácer. Afortunadamente, no puede poner el Micalet en almoneda. Ser dirigente es importante y más si se práctica el oficio con eficacia. El Comité Olímpico Internacional ha elegido vicepresidente a Juan Antonio Samaranch Salisachs, con lo que nos topamos con la continuidad del apellido. Samaranch padre trajo los Juegos del 92 a Barcelona, fue reconocido internacionalmente y ahora, la alcaldesa Ada Colau no tiene en mente otra gran idea que quitar el nombre del ex presidente del COI al museo olímpico que lleva su nombre.

Comienzan a sonar los nombres de estrellas futbolísticas y en Río, García Bragado, que corrió los 50 kilómetros marcha por séptima vez, récord olímpico, acabó, con su longevidad deportiva a cuestas, en vigésima posición. Fue el único español que acabó la prueba.

Cristiano Ronaldo sigue lesionado y será tratado con delicadeza para que reaparezca en plenitud física. La mayoría de españoles estará pendiente de Ruth Beitia en quien todavía hay ilusiones. También aunque sólo fuera por su veteranía merecería fortuna en el salto de altura.

Posdata. El baloncesto masculino que comenzó haciendo aguas reemprendió la travesía con dignidad. Los errores del momento causó el enfrentamiento con a Estados Unidos. La esperanza está en el bronce.