Europa salva la temporada del Madrid

El Real Madrid es feliz porque ha salvado los muebles y de manera gloriosa. Una temporada en la que había visto pasar por delante al Barça la ha podido celebrar con la undécima copa de Europa, torneo que parece fundado para convertir sus vitrinas en un almacén de grandes trofeos, El partido con el Atlético no pudo satisfacer en lo que se refiere a la calidad futbolística y ganarla de penalti tampoco es lo mejor que le podía suceder cuando tiene tres delanteros con capacidad para convertir un encuentro en pim-pam-pum. Por segunda vez ha triunfado gracias a un gol en fuera de juego. Esta vez ha sido de Sergio Ramos. La anterior, en Ámsterdam, quien marcó ilegalmente fue Pedja Mijatovic. Pero, como dice cualquier aficionado al deporte, el segundo no cuenta. El único segundón que recuerdan los anales es el francés Poulidor a quien Anquetil convirtió en el frustrado de cada Tour. Para el Atlético, el Madrid es una especie de Anquetil. Por ello es razonable que en las filas rojiblancas haya retornado el síndrome del Pupas.

La celebración madridista ha sido tal vez, la más vivida por sus seguidores. Que yo recuerde, además de las concentraciones en Cibeles y el Bernabéu, nunca se había dando tanto bombo en emisoras de radio y especialmente en televisiones. Sospecho que para los colchoneros tantos minutos en las pantallas han debido ser estomagante. Que una cosa es perder y otra que, encima, te restrieguen lo ocurrido sin que se haya dado la mínima importancia al hecho de que el árbitro no señalara el fuera de juego y tampoco se diera por aludido con un balonazo que le dio al mismo Ramos dentro de su área. Suele ocurrir que estos hechos sólo sirven para simular la decepción. Nunca habían tenido los hinchas rojiblancos tanta ilusión como en la presente ocasión. Eliminar a Barcelona y Bayern les había dado inmenso empuje moral. Pero casi volvió a ocurrir lo de Lisboa hace dos años. Y con Ramos otra vez protagonista.

El Barça ha ganado este año el Mundialito, Liga y Copa en España y tiene derecho a la Supercopa española aunque ha ganado los dos títulos que dan derecho a su disputa. El Madrid con su triunfo en Milán jugará la Supercopa de Europa y esta vez frente al Sevilla, es decir, otro conjunto español.

Posdata. El Madrid es la tradición en la Copa de Europa. Por algo fue Bernabéu el primero que dijo sí a L´Equipe, fundador del torneo.