Disciplina colectiva contra individualismo

Cristiano estará en condiciones para enfrentarse al Atlético en la final de Liga de Campeones el sábado en Milán. Godín estará mandando en la defensa del equipo adversario para hacer difícil que marque goles. El Atlético acude al compromiso con más ilusión que nunca. El Madrid se presenta en San Siro con la obligación moral de ganar. Europa le debe una Copa continental al club del Calderón. Para los madridistas, la undécima es simplemente una más. No obstante, mientras los colchoneros acuden sin la presión a la que está sometidos los adversarios, porque el historial y los presupuestos les obligan, éstos se ven en la tesitura de tener que cumplir con la tradición que les condiciona moralmente.

Desde el punto de vista psicológico los madridistas están más obligados. La prepotencia con que acuden a este tipo de finales, de las que llevan ganadas diez tal vez en la presente ocasión es menor. Saben que hace dos años ganaron al Atlético cuando menos lo esperaban. Conocen perfectamente el juego viril, presionante, de férrea defensa y veloz contragolpe que practica el conjunto colchonero. En el Calderón no se exhiben gollerías futbolísticas. No se juega a lo almibarado. Cholo Simeone ha conseguido imponer la disciplina de fútbol colectivo impensable en muchos conjuntos. Probablemente, otros futbolistas no aceptarían las condiciones de vida deportiva que aplica el sistema de Simeone. Arda Turan se fue porque no podía con el sistema.

La disciplina del Madrid no es ni parecida aunque hay más calidad y mayor peligro en su ataque. Es un juego más individualista. Hay menos sacrificio y ello se constata en muchas ocasiones, en las segundas partes, en las que es obligado mantener gran ritmo. El Madrid decae en la segundas mitades y lo pasa mal si no ha resuelto el problema en la primera. Claro que en esta puede destrozar al adversario.

No es arriesgado pensar que el partido estará caracterizado por el despliegue físico del Atlético. En estas coediciones si el Madrid no logra ponerse en ventaja pronto tendrá muchas dificultades para llegar al final con fuerzas suficientes. Los madridistas son atletas de medio fondo. Los atléticos, de maratón.
Posdata. Las apuestas están a favor del Madrid. Pero, como en las encuestas, hay que aguardar al minuto final.