Obligados a ganar cinco partidos

Barcelona, Atlético y Real Madrid están obligados a ganar los cinco partidos de Liga que quedan por disputar. El error descalifica a cualquiera de ellos. Como en el circo, el menor descuido costará la vida del artista. El pleno acierto favorecería a los barcelonistas que tienen el gol average a favor tanto con el Atlético como con el Real. Esta semana comienza la carrera. Madrid y Atlético juegan con la ventaja de que están más en forma que el Barça. Este dispone el beneficio de no tener que disputar las estresantes semifinales de Liga de Campeones.

El equipo barcelonés ha entrado en barrena y su entrenador, que nunca supo ganar ahora ha demostrado que tampoco sabe perder. Su habitual mala educación ya la ha elevado a categoría en la conferencia de prensa que siguió a la derrota frente al Valencia. En los momentos de crisis conviene moderarse y no perder los papeles. El Barça necesita calma y serenidad y las salidas de pata de banco de Luis Enrique no le van a favorecer.

Hay un hecho fundamental en el tramo final del campeonato: el Barça no tiene fondo de armario. Por escasez de recursos económicos no fichó a tiempo, posteriormente, por imposición de la FIFA, que le castigó a no poder contratar hasta el enero de este año y por la creencia de que en la cantera había suficientes recursos, dejó la plantilla en mantillas. En este momento no tiene jugadores en el banquillo que puedan sustituir a algunos de los titulares. Messi, Suárez y Neymar no tienen quienes les suplan. Y lo mismo ocurre con Busquets, Iniesta, Piqué y Mascherano. Bartra, Mathieu, Vermaelen, Munir, Sandro, Rafinha, que ha estado lesionado media campaña, Adriano y Douglas no son futbolistas que estén a la altura de los titulares. Arda Turan y Vidal, fichados desde enero, tampoco añaden gran cosa. El turco, que en el Atlético jugó bien a ratos, no ha encajado y cuando entra en el campo pasa casi inadvertido.

El Atlético también tiene una plantilla muy ajustada, pero los recambios le funcionan y el Madrid posee un elenco de lujo de tal manera que algunos de sus suplentes podrían ser titulares en los mejores conjuntos. Verbigracia: Isco, James, Danilo, Nacho, Arbeloa, Varane, Jesé, Lucas Álvarez y Kovacic.

Ha llegado el momento de los pronosticadores. Antaño existían Acisclo Karaj y el Pitoniso Pito. Los cálculos actuales se hacen desde el forofismo.

Posdata. El Valencia, despedido el becario Gary Neville, ha derrotado a Sevilla y Barcelona. Mereció la pena el cambio.