El Barça ilusiona a Atlético y Madrid

Sólo el Atlético de Madrid y el Barcelona son capaces de perder una Liga a pesar de haber llegado al tramo final con diferencia de puntos suficientemente tranquilizadora. El Atlético ya lo hizo y el Barça parece empeñado en seguir por el mismo camino. Era casi inimaginable que los barcelonistas retrasaran la conquista del título hasta el extremo de crear ilusiones entre sus perseguidores. Ahora, el Atlético está a tres puntos más el del gol average y el Madrid a cuatro más también el que perdió con los resultados del Bernabéu el Camp Nou. Lo que hace un mes parecía poco menos que imposible ya no lo es. El Barça ha desaparecido en el último tramo del campeonato.

Hace un mes, el trío delantero del equipo catalán era el mejor del mundo. Ahora, el bajón de Messi es lastre. Ya no es el hombre que resuelve cuando más necesaria es su intervención. Lo mismo puede decirse de Neymar que se embarulla cada vez más. Solamente Suárez, aunque tampoco está en su mejor momento, aún tiene olfato para el tanto. Con tanta imprecisión en los metros decisivos y la pérdida de algunos de los grandes valores del juego colectivo, al Barça le resulta cada vez más difícil vencer.

Anoeta se ha convertido en el campo fatídico para los barcelonistas. Allí estuvo a punto de ser fulminado Luis Enrique cuando tuvo un exceso de autoridad y dejó en el banquillo a sus estrellas. Reconsideró su posición, admitió la autoridad de Lionel Messi y el equipo tomó rumbo victorioso. De nuevo, esta vez con la excusa de que tiene esta semana la difícil eliminatoria de Liga de Campeones con el Atlético, compuso una alineación de la que se tuvo que arrepentir y dar entrada en la segunda parte a Iniesta, Alba y Rakitic. Era tarde.

El Madrid B, reforzado con Cristiano, tardó media hora en golear al Eibar, que tuvo la osadía de plantar cara sin tomar precauciones. Carvajal volvió a demostrar que es mejor que Danilo aunque éste, recibido con pitos, acabó complaciendo a la parroquia. Zidane no tuvo empacho en recurrir a jugadores que sólo entran en el equipo a pequeñas dosis para que mostraran sus condiciones para optar a la titularidad. Ganó sin grandes esfuerzos y ello ha debido dar moral al resto de la plantilla para afrontar la eliminatoria frente al Wolsfburgo.

El Atlético supo recomponerse tras el gol primero de la tarde en el que el Espanyol pareció enmendar su anodina temporada. Habría sido un tremendo mazazo para los colchoneros que aspiran a clasificarse para las semifinales europeas. Torres, que parece volver a parecerse a sí mismo, Griezman y Koke lograron el triunfo que da aire para afrontar el partido con el Barça. El Calderón vivirá una función extraordinaria. Veintidós pretenderán convertirse en protagonistas de la obra.

Posdata. El Madrid marcó un gol de libre directo. Su autor no fue Cristiano.