El clásico, con pocas urgencias

La selección española y sus deficientes resultados han sido agua pasada porque en Barcelona se habla fundamentalmente de Johan Cruyff y en Madrid del clásico de este fin de semana. En el Camp Nou, junto a los póstumos homenajes al jugador y entrenador del club, también comienza a ser preocupación el enfrentamiento de los dos grandes en los que no hay las urgencias de otras ocasiones. La ventaja barcelonista resta preocupaciones a los anfitriones porque en el peor de los casos el liderato seguirá en su mano.

El que ha sido tantas veces el partido del siglo ha quedado reducido a un enfrentamiento en el que está en juego el honor, la rivalidad, el duelo que más que entre equipos está en ambas aficiones. Para los madridistas, perdidas Copa y prácticamente salvo milagro la Liga, queda por delante como gran objetivo la Liga de Campeones y además, el deseo de emendar el grave tropiezo del partido de la primera vuelta en el que los azulgrana vencieron y golearon (0-4).

El Madrid necesita poner un parche a la temporada con un gran resultado en el feudo barcelonista. El Barça luchará por aumentar su ventaja y con ello humillar al madridismo. Ambos equipos llegan a la gran función con algunos de sus protagonistas recién llegados, con escasa preparación para el evento, porque han participado en encuentros internacionales. En algunos casos han de sufrir tan largo viaje como el que obliga a quienes han de retornar desde América.

Los dos grandes conjuntos españoles, desgraciadamente, tienen en sus filas más futbolistas extranjeros que españoles. El Barça ha tenido a sus tres grandes figuras Messi, Suárez y Neymar en sus selecciones suramericanas. En el Madrid también han tenido que viajar figuras como Cristiano, pero el encuentro entre la selección portuguesa y la belga, por razones de seguridad, ha sido cambiada de escenario y por ello el delantero madridista tendrá que regresar de su país. En estas ocasiones y con la inmediatez del clásico todos los clubes temen al llamado virus FIFA. El Madrid sólo tiene que recuperar físicamente a Sergio Ramos y éste jugará en el Camp Nou aunque tenga que salir con la correspondiente infiltración en su espalda. No faltará a la cita.

Posdata. Del Bosque va a ser sometido a presiones para confeccionar la lista de la Eurocopa. Madrid y Barcelona tendrán más influencia.