De Gea dice adiós a Casillas

Iker Casillas está para homenaje y despedida. Y ello porque la suplencia en Udine ha confirmado que si no se recurre a la historia y se piensa más en el futuro, De Gea no debe ser apartado de la titularidad. España habría sido derrotada por Italia si el guardameta no hubiera estado tan acertado. En balones aéreos y en remates rasos, de cerca y de lejos estuvo acertado. En el gol fue fusilado al anochecer. Salvó al equipo de la derrota. Fue mucho más inquietado que Buffon.

Ni España fue España, ni Italia fue Italia. En ambas selecciones hubo notorias bajas. A ambos equipos les faltaron jugadores titulares y de ahí que durante toda la primera parte el juego fuera anodino, adecuado a la festividad del día. O sea, jueves de pasión. Faltó la pasión deportiva. El fútbol practicado fue triste, sin jugadas con la mínimas consistencia. Solamente los italianos y siempre por su banda derecha consiguieron algunas penetraciones que tampoco crearon angustias. Los italianos intentaron el disparo desde lejos y pusieron a prueba de De Gea.

En los prolegómenos hubo minuto de silencio por la víctimas de Bruselas y por las estudiantes italianas fallecidas en Tortosa. En el ambiente más íntimo del fútbol estuvo el fallecimiento de Johan Cruyff, una gran ídolo, gran maestro del fútbol como jugador y entrenador. Del Bosque se inclinó por probar la consistencia de algunos futbolistas. Azpilicueta no está por encima de Jordi Alba, en el centro del campo San José no puede suplir a Busquets ni a Bruno Soriano, Mata está a la baja, Cesc ha perdido profundidad en su juego y Thiago está a falta de partidos. Con este centro del campo era difícil que Morata y Aduriz recibieran balones para probar a Buffon. Solamente en los cinco últimos minutos del primer tiempo ambos delanteros intentaron un contragolpe peligroso. En jugada a balón parado con centro de Cesc Morata remató, Buffon no sujetó el balón y Aduriz aprovechó su vuelta a la selección.

A un conjunto sin imaginación le faltaba la inspiración de David Silva jugador que nunca ha gozado de las complacencias de Del Bosque. Silva es jugador que improvisa sobre la marcha, capaz de crear en un instante la emoción de una jugada que merece recordar.

Los cambios y el tanto de Insigne sirvieron para que el juego se animara. La respuesta española tardó solamente un minuto. Los partidos amistosos en esta fase de los torneos nacionales e internacionales de la impresión de que no acaban de entusiasmar a los futbolistas.

Posdata. La muerte de Johan Cruyff es noticia que enluta a todo el fútbol europeo. Es figura inolvidable.