Del Bosque se reta con el futuro

Vicente del Bosque es hombre de fe. Cree en determinados jugadores aunque sus respectivos entrenadores no piensen lo mismo. Contra Italia y Rumanía ha optado por el futuro y ha llamado a la concentración a jugadores que en sus clubes, pese a su contrastada calidad, no son titulares. Nacho, Alcácer, Sergio Roberto, Bartra, Isco y Thiago tienen edad para conformar parte del futuro de la selección, pese a que actualmente no están en la primera línea.

La selección nacional no se ha renovado a fondo aunque haya nombres nuevos y Del Bosque confíe en jugadores tanto por su edad como por su propia calidad. Excepción en el cupo de los considerados para el día de mañana está Aduriz que con 35 años, previsiblemente, salvo milagro excepcional, no tiene recorrido largo.

En la portería sigue contando con Casillas cuyas actuaciones en el Oporto han significado una sensible baja que podría ser el comienzo de su definitiva caída. Cuenta con De Gea que sí es titular en su equipo inglés y con Sergio Rico guardameta del Sevilla que ha mostrado gran progresión en la presente temporada.

El madridista Nacho no es futbolista de excepcional calidad, pero tiene la innegable ventaja de que puede servir para los tres puestos de la zaga. Bartra solamente juega a ratos en el Barcelona y, sin embargo, sigue contando con el aprecio del seleccionador y con razón.

La presencia de Aduriz, presumiblemente, corta el paso al valencianista Alcácer a quien su entrenador, el novicio Gary Neville, no lo considera debidamente. En el equipo nacional nunca ha decepcionado. Isco ha palidecido en el Madrid. Continua teniendo crédito en el fútbol nacional e incluso internacional, pero en el Bernabéu ha perdido presencia y su entrenador tampoco lo tiene en su altar.

Thiago estaba destinado a ser el sucesor de Xavi y las lesiones le han cortado su progresión. En su reaparición en el Bayer marcó un espléndido gol y da la impresión de que puede recuperar el tiempo perdido. Sergio Roberto es tal vez caso aparte porque en el Barça juega con frecuencias y también ha solidificado su aportación futbolística porque es el hombre recurso a quien se le puede utilizar para la zona media e incluso el lateral derecho.

A esta nueva prueba de Del Bosque hay que conceder el beneficio de la duda. La calidad no se discute. Está en discusión si se puede marginar a jugadores tan contrastados como David Silva, Piqué, Busquets o Iniesta pongamos por caso.

Posdata. Dicen que Bale será equiparado salarialmente a Cristiano. Si tal sucede habrá crisis en el equipo. Aún no son comparables.