Benítez, acosado por el becario Zidane

Ser entrenador del Real Madrid tiene el riesgo del despido antes de que se cumpla el contrato. Afortunadamente para los destituidos, la salida no es por la puerta de atrás, sino por la de delante dado que se van a casa con los dineros en el bolsillo. El Madrid despide, pero paga. Rafa Benítez está al borde de la destitución, mas firmó contrato por tres años y, aunque hubiera rebaja en los emolumentos, tendrá el riñón suficientemente cubierto para mucho tiempo. Rafa Benítez no forma parte del elenco preferido por Florentino Pérez. La directiva ya tiene preparado a Zinedine Zidane que no ha triunfado aún en el Castilla a pesar de que fue becario junto a Carlo Ancelotti de quien debió aprender.

Zidane no salió de la estela madridista después de abandonar la profesión. Fue uno de los grandes ídolos de Florentino y por ello se le ha mantenido en casa haciendo el meritoriaje. Siempre ha estado en la recámara. Ha sucedido, sin embargo, que nunca se ha querido precipitar su salto. Siempre ha habido dudas que no siempre se han despejado. Ahora mismo hay quienes consideran que sería arriesgado darle la alternativa.

El entrenador del Castilla está toreando en plazas de tercera. Su equipo, sin embargo, en la presenta temporada está clasificado en segunda posición y con aspiraciones al ascenso a Segunda. Zidane dispone de las facilidades que puede proporcionar una entidad tan importante como la madridista. El trabajo fundamental de un técnico en las categorías inferiores es fomentar la cantera y proporcionar jugadores para el primer equipo. Esta temporada, como es habitual en la casa, con vistas al futuro han sido contratados futbolistas jóvenes a quienes se ha dado la oportunidad de foguearse en otros equipos. De la misma manera que no se concede la alternativa a neófitos tal vez suele ser más útil hacer lo propio con los entrenadores. Benítez salió del Madrid, ha corrido medio mundo y con grandes éxitos y pese a ello aún no se le considera útil para el servicio madridista.

Zidane es incógnita. Quizá si consiguiera el ascenso con el Castilla ello le concedería justificación para el ascenso. Suplir a Benítez a media campaña sería poner en riesgo su futuro. Benítez aún tiene mucho que decir. Si se lo permiten los egos sublimes del vestuario.

Posdata. Bale no es feliz y Cristiano busca complacencia en Marruecos con vuelos esporádicos con su avión.