Iñaqui Williams, casi como Neymar

Iñaki Williams

Los jugadores del Athletic Club de Bilbao la emprendieron contra Neymar por una jugada en las postrimerías del partido con el Barça en la que pensaron que había humillado al defensa que no supo frenar su camino hacia el gol. La explicación la dieron al afirmar que el partido ya estaba decidido y no había lugar a tales demostraciones de fútbol imaginativo y hasta circense. El brasileño volvió a repetir uno de sus malabarismos y el Villarreal pagó con el tercer gol. En Bilbao supongo que no hablarán de esta cuestión porque su jugador, Iñaqui Williams, hizo un tanto que puede parangonarse con el del brasileño. San Mamés aplaudió la jugada y lo mismo hicimos mentalmente cuantos vimos la espectacularidad del bilbaíno.

Fue un canto al mejor fútbol. Fue un acto propio de los mejores jugadores de la historia. San Mamés podrá recordarlo durante mucho tiempo. Williams, con un toque al balón que le llegaba por el aire, pasó la pelota por delante de un defensor y antes de que cayera, de volea, la mandó a la red. Ni Zarra en sus mejores remates de cabeza podría ser comparable a lo que hizo el canterano.

Iñaqui Williams, nacido en Bilbao, no es el primer jugador negro de San Mamés. El que le precedió, Ramalho, nacido en Baracaldo, fue cedido al Girona para que fuera creciendo. Iñaqui anunció la pasada campaña que tenía futuro y en la presente su confirmación ha estado por encima de lo que se podía esperar. El Athletic lo tiene fichado hasta 2017 y tiene cláusula de rescisión de contrato de veinte millones de euros. Tal y como está respondiendo no será extraño que pronto acudan a él intermediarios de clubes importantes.

Los tiempos están llevando al Athletic a situaciones impensables hace unos años. No hace mucho contó con un defensa francés aunque de apellido vasco, Lizarazu, y en la plantilla actual cuenta con otro, Laporte, y no ha sido extraño ver como en el equipo iban integrándose jugadores navarros y hasta riojanos. La tan ponderada cantera de Lezama abrió sus puertas a nuevos territorios porque con ella no bastaba. Si ya de antiguo, a pesar de la rivalidad, en Bilbao contrataron jugadores guipuzcoanos, la apertura ha continuado.

Ahora mismo hay seis jugadores navarros en la plantilla, varios guipuzcoanos y un riojano. La cerrazón de no contratar entrenadores españoles acabó con el fichaje de Luis Fernández aunque este, tarifeño, tenía pasaporte francés. Con Joaquín Caparrós se cortó casi definitivamente con la costumbre. El actual entrenador Valverde es extremeño y se hizo jugador en Vizcaya.

La noticia que proporciona Iñaqui Williams no es su condición racial, sino la calidad de futbolista. En la selección nacional va a tener entrada en poco tiempo.

Posdata. Valentino Rossi, que tantas veces supo ganar, no supo perder en Cheste.

Sobre el autor de esta publicación