El liderato, al Camp Nou

Luis Suarez

El Barcelona ganó al Villarreal. El Madrid perdió en Nervión con el Sevilla. La cabeza de la clasificación se ha puesto de nuevo en favor del equipo catalán. El Barça tuvo que luchar para doblegar al Villarreal en el segundo tiempo, pero triunfó al fin. El Madrid fue incapaz de soportar la presión del Sevilla y acabó vencido limpiamente. El dominio del equipo local en la segunda mitad fue absoluto. Por las bandas de Danilo y Nacho entraron los sevillistas con facilidad. El brasileño dejó claro que no puede disputarle el puesto al lesionado Carvajal. En el Sevilla, Banega y Konoplyanka se bastaron para anular el centro del campo madridista en el que sólo Casemiro se ganó el jornal achicando balones.

Al Barcelona cielos y tierra le sonríen. Y ello, porque la ausencia de Messi ha servido para llegar a la conclusión de que sin él también se puede jugar bien, ganar partidos y lo que es más importante, potenciar a dos jugadores que con el argentino al lado no se sienten tan libres para jugar a su aire y divertirse marcando goles. Neymar y Suárez se compenetran mucho más que cuando tienen que atender al argentino. Suárez y Neymar se encuentran en el campo, se ceden balones y muestran solidaridad para rematar a gol. No se hurtan ocasiones, sino que, constantemente, se ceden la gloria del gol. Ayer, por ejemplo, el brasileño ofreció al uruguayo la oportunidad de lanzar un penalti con el que sumar una diana más.

Medio partido con el Villarreal fue equilibrado. En la segunda mitad una pérdida de balón llevó al primer tanto. Un penalti favoreció la segunda diana. Luego llegó el Circo del Sol, el malabarismo inesperado, la genialidad del brasileño y con ello el tercer tanto. A tal maravilla sólo le faltan los comentaristas melifluos que acaben diciendo que después del dos a cero lo hecho por Neymar era humillar al Villarreal. Espero que tal no vuelva a suceder. La estupidez con que se cargó contra el brasileño por el malabarismo ante el Athletic se supone que esta vez no servirá para culparle de interpretar el fútbol a su manera.

El Madrid encontró en Sergio Ramos antídoto contra el cerocerismo. El sevillano tiene la virtud de subir al ataque al remate de saques de esquina o situaciones similares y en muchas ocasiones encuentra el balón. Su tanto en Lisboa acabó valiéndole al Madrid la Copa de Europa. Anoche, el Nervión, remató de chilena y puso a su equipo con ventaja en el marcador.

El sevillano, que ha venido padeciendo una lesión en el hombro izquierdo, y que ha solventado más de una vez con infiltraciones, en la caída del remate se volvió a lesionar. Tuvo que ser retirado y suplido por Varane. La jugada podría causarle ausencia de la selección. Lo más importante, en realidad es la curación que requiere y que no puede ser acortando plazos. El Madrid cometería grave si continuara echando mano del jugador por muy importante que sea el partido de Liga.

Posdata. Marcaron Sergio Ramos y James en el descuento. Cristiano debe tener estrés o así.

Sobre el autor de esta publicación