El Barça pone su fe en Neymar

Hoy vuelve la Liga de Campeones. Hoy viviremos el primer examen de dos clubes que están en cuestión: el Barcelona porque no acaba de convencer y el Valencia porque no se sabe a qué juega. El Barça ha salido del último encuentro de Liga con la moral alta en la creencia de que Neymar va a suplir a Messi a plena satisfacción. El Valencia continua sumido en la indiferencia futbolística y tras vencer en el campeonato nacional al débil Málaga en Mestalla se hace a la idea de que soplan nuevos vientos y favorables.

El Barça goleó al Rayo a pesar de que hubo momentos en que se vio en apuros y el reaparecido Bravo tuvo que comportarse de acuerdo con su apellido para salvar más de un tanto vallecano. El Barça se desplaza a Bielorrusia donde le aguarda el Bate Borisov, conjunto que en los últimos años ha crecido considerablemente.
Para Luis Enrique sigue siendo grave problema no contar con Messi e Iniesta. Afortunadamente, la enfermería se está vaciando y en la lista de desplazados vuelve a figurar Vermaelen, central que había actuado de manera satisfactoria antes de su última lesión.

El mayor problema barcelonista no es la ausencia de sus dos grandes figuras, sino la debilidad defensiva que le ha hecho encajar más goles de los que se pueden consignar a zaga tan acreditada como la formada por Alves, Piqué, Mascherano y Jordi Alba. Los desconciertos entre estos y Mathieu, cuando suple a Mascherano, superan toda clase de malos augurios. En Borisov tendrá la confianza que ha depositado en Neymar, pero seguirá teniendo la amenaza de una defensa que hace aguas con demasiada frecuencia.

El Valencia, que levantó cabeza en Lyon, en el segundo encuentro de la liguilla tras la derrota en Mestalla con el Zenit, se enfrenta al Gante, equipo belga de la ciudad en que nació Carlos I, y no puede tener nuevo descuido. Su entrenador, Nuno, sigue sin saber a qué carta quedarse y de ahí los cambios en la alineación titular. Por segunda vez deja fuera de la convocatoria a Negredo, quien se mostró disconforme con el juego del equipo y señaló que a los delanteros no les llegan balones en condiciones para el remate.

La grada de Mestalla está poco entusiasmada con el fútbol que practica su equipo. A Nuno ya le han cantado el “vete ya”, deseo inútil porque forma parte del trío de la bencina, con Lim y Mendes, que mandan en el club.

Posdata. Esta semana solo se televisa por cadena visible el Bate Borisov-Barcelona. Entre Liga de Campeones y Liga Europa, seis encuentros en negro.