Cristiano, el peor especialista en libres directos

James Rodríguez se incorporó con retraso a la concentración del Real Madrid y en su primera actuación deleitó a los espectadores con un gol de libre directo de auténtica antología. El tanto fue fantástico, pero debería dar origen a una discusión dentro del club, a una reflexión sobre la importancia que tienen este tipo de goles y quiénes son los jugadores más idóneos para tales disparos.

El Madrid cuenta con un delantero excelente goleador y de calidad indiscutible. Sin embargo, posee la peor de las estadísticas en los referente a los lanzamientos de libres directos. El niño bonito del club, Cristiano Ronaldo, es un pésimo especialista en este tipo de acciones. No se recuerda inoperancia tan insistente. En la temporada pasada llegó a chutar al marco contrario en 53 ocasiones antes de marcar un gol.

Cristiano no permite que otro compañero busque la diana con una barrera delante. Se ha demostrado sobradamente que Bale es más certero y que, incluso Sergio Ramos, tiene más tino en estas acciones. Cada vez que el árbitro señala una de estas faltas, le sobra tiempo para tomar el balón y colocárselo para el disparo. Nadie hasta la fecha ha sido capaz de discutirle tal protagonismo.

Según comentó en cierta ocasión el exfutbolista internacional madridista, Ricardo Gallego, si otro jugador del club hubiera mostrado tal torpeza en este tipo de jugadas, el público le silbaría y le reprocharía que insistiera en tal actitud.

James hizo casi una exhibición cuando burló la barrerá del Inter de Milán y batió a su guardameta Handanovic. El balón hizo un recorrido espectacular para llegar a las mallas del equipo italiano. Hacía tiempo que no se recordaba una parábola tal en jugada madridista. El tanto fue para recordar y, no obstante, Cristiano no tendrá memoria ni vergüenza torera suficiente para ceder protagonismo a mejores especialistas. Su ego se lo impide y no habrá entrenador que lo ponga firme en momentos a veces tan transcendentales. Rafa Benítez ya ha tenido la primera discrepancia con el portugués. Aviado está.

Posdata. Luis Enrique está satisfecho con los resultados de la pretemporada. ¿Cómo estará cuando gane?