De Gea por Ramos, mal negocio

Extraña que el Real Madrid no haya resuelto todavía el problema planteado por Sergio Ramos. Sorprende que un club acostumbrado a conseguir los fichajes sin convertirlos en un circo mediático, aún no hay alcanzado el pacto con el Manchester United para contratar a De Gea. Esta vez, la entidad futbolística más poderosa del mundo, puesto del que desplazó a la sociedad manchesteriana, se ha topado con una moderna versión del trueque. El club inglés quiere a Ramos y el Madrid no lo vende si como contrapartida, independientemente de los millones de euros que se manejen en la operación, no cuenta con el guardameta.

De Gea parece destinado a ser el sucesor de Casillas. Vicente del Bosque, como seleccionador nacional, ya lo está preparando para el salto. No es bueno para el portero nacido en el Atlético de Madrid que se le valore tanto. De momento, está aún lejos del mejor Casillas. Son dos profesionales de estilos diferentes. De Gea ya es jugador experimentado y todavía no se ha acercado a lo que fue el hoy cancerbero del Oporto. De Gea ya dejó de ser futbolista con futuro. Ha alcanzado suficiente madurez para que no se píense en su futuro sino en su presente. Y en este no es comparable con el Casillas de su edad.

Sergio Ramos no es comparable con otro central. Hay algunos que se le acercan, pero no parece que exista quien le supere. La salida de Ramos sería malísima operación para el club. Cambiar su cromo por el del portero sería error. Son operaciones incomparables. No saldría beneficiado el club. Perdería mucho con su salida. De tal manera que el fichaje de De Gea no compensaría.