El baloncesto, poco premio para el Madrid

Los triunfos del equipo de baloncesto del Real Madrid, han permitido a los turiferarios de guardia tener la osadía de comparar sus cuatro títulos de la canasta con los tres del Barcelona en fútbol. En tiempos de José Luis Núñez, el Barça tenía dificultades para catarlas en fútbol y siempre había quien enaltecía la gloria de las vitrinas del club porque le llegaban copas de baloncesto, balonmano y hockey sobre patines, entre otros títulos. Es lamentable que el Madrid y sus corifeos volteen campanas de gloria con el conjunto baloncestista, magnífico sin duda, y con dos estrellas salidas de la cantera del Estudiantes, Felipe Reyes y Sergio Rodríguez, origen que se suele obviar, porque ello es conformarse con poco. No dejan de ser premios de consolación con todo el mérito que ello tiene y, encima derrotando al Barça en su cancha. El baloncesto es una perla para el Madrid, pero no es la corona. Este año quienes se la han ceñido han sido los barcelonistas.

El Madrid está obligado a más. El club tiene siempre sus metas en el fútbol y para ello suele contar con grandes estrellas mundiales. Esta temporada está obligado a competir con éxito con el Barça. Estoy seguro de que Florentino Pérez volverá a la carga con la confección de una plantilla, que aunque necesita pocos refuerzos, sí está necesitada de retoques como sucede cada temporada.

A la parroquia, lo del baloncesto le gusta porque en año de carencias siempre alegra contar con algún éxito y han sido cuatro. Pese a la celebración con las nueva autoridades regionales y locales lo que importa a la mayoría es pasear la undécima copa de Europa o la enésima Liga. Para ello, además de Rafa Benítez, se precisa contar con un conjunto al que no le flaqueen las piernas en los partidos decisivos. En ellos es cuando hay que exigir su auténtico valor a ídolos que no siempre están a la altura de las circunstancias y no hace falta señalar con el dedo que es feo. Afortunadamente, en las ocasiones que han de ser memorables siempre hay jugadores que dan la cara. Verbigracia: Sergio Ramos.

Posdata. El mejor equipo de Europa no lo es de Madrid. Perdió en Liga con Estudiantes.