Kun, De Gea y Pogba, proyectos madridistas

Florentino Pérez no se conforma con puestos secundarios. Su gran obsesión es convertir al Madrid en equipo poco menos que invencible. Además, está convencido de que, para obtener más prestigio en el mundo, es necesario contar siempre con grandes estrellas y de ahí que cada temporada trate de conseguir el futbolista que está de moda. Este año estamos en dos capítulos de la novela veraniega: De Gea, portero y Paul Pogba, centrocampista. También podría suceder que existiera el tercer hombre, incluso con más protagonismo, es decir, Kun Agüero.

El Madrid tiene grave problema con Iker Casillas, nombre más que histórico en el club e ídolo del Bernabéu durante años hasta que llegó el nefasto Mourinho. El jugador, con sentido común, afirma que es madridista y que no se quiere ir. Para que acabe tomando la puerta de salida, de modo casi humillante, el club tendrá que pagarle los dos años de contrato que le restan por cumplir. Sólo con su baja es posible el fichaje de De Gea.

Traer al ex atlético tiene las complicaciones propias de un traspaso y condicionantes que el propio jugador tiene que sopesar. Tener a Casillas como sombra alargada no le debe apetecer. Por otra parte, existe Keylor Navas, que parece que tiene problemas con un tendón de Aquiles lo que le convierte en jugador al que se puede perder. El Madrid necesita dos guardametas de alta calidad. Sin Casillas se quedaría con De Gea y Navas, pero con la incógnita del futuro inmediato de éste.

Florentino no se resigna a contratar una estrella que dé nuevos ímpetus a la grada. Pogba tiene tantos valedores como detractores. No gusta a todo el entorno del club. Lo que se la ha visto en sus últimas actuaciones tampoco ofrece excesivas garantías. Su rentabilidad es dudosa. Y además habría que desprenderse de algún jugador y, posiblemente, le cortaría el provenir a Isco.

El tercer nombre es el del ex atlético Kun Agüero que en la Copa América está brillando hasta por encima de Messi. Si hace unos años ya fue parte de los deseos del Madrid, ahora, para competir con el Barça, su fichaje sería añadir quilates el oro de la plantilla.

Kun llegaría también con problemas porque su participación correría a cargo de la suplencia de Benzema. Kun añadiría más leña al fuego de los egos. Conseguir que maridara con Cristiano sería cuestión muy complicada.