Victoria pírrica en vísperas europeas

Ganó el Madrid como estaba previsto en el cantable de la obra, pero fue victoria pírrica. Venció al Málaga, que se resistió, hizo un gran juego y hasta mereció mejor resultado, pero los goles no borraron los malos augurios de las lesiones de Bale y Modric, posteriormente confirmados. En vísperas de la vuelta de cuartos de final de Liga de Campeones contra el duro, correoso, bronco y copero Atlético de Madrid, dos lesiones de esta importancia conceden al encuentro más incertidumbres de las que con el 0-0 ya tenía.

Tardó el Madrid en encontrar orden en el centro del campo. Justo el tiempo en que el croata estuvo lesionado. El hombre que arma el juego se ha vuelto a lesionar y, esta vez, con el fin de temporada próximo y por tanto con rémora para su equipo. Será más sensible la ausencia de Modric que la de Bale. El galés tiene mejor relevo con Chicharito, que desea reivindicarse, y el apoyo de James que llega a la zona de remate con buen tino y cierta facilidad.

Al Madrid siempre se le pone en duda cuando, por decreto, el entrenador no tiene otro remedio que alinear a los tres delanteros. Es la ausencia de centrocampistas lo que se le echa en falta más de una vez. La forzada baja de Bale dio ocasión a que apareciera Isco con todas sus virtudes. Ahora volverá a tener su oportunidad. Últimamente, saliendo del banquillo, había mostrado menos trascendencia. Perder la titularidad le causó decaimiento.

Los partidos no los ganan los grandes como venia ocurriendo. El Málaga dio mucha guerra y el Atlético sudó para vencer en Riazor. El caso del Barcelona-Valencia es distinto y se dio también mucha igualdad en el terreno de juego. Triunfaron los azulgrana, pero tal vez no merecieron tanto premio. El equipo valenciano desaprovechó un penalti que habría puesto las tablas en el marcador. La derrota no le costó pérdida del cuarto lugar porque el Sevilla no pasó del empate en Granada ante un conjunto que lucha por salvarse. La sorpresa estuvo en El Madrigal donde el Villarreal igualó con el Córdoba equipo que está más en Segunda que en Primera, pero que ya juega sin presión. El equipo de La Plana mantuvo su puesto en Liga Europa con seis puntos más que el Málaga su inmediato perseguidor. El Villarreal, con las lesiones, y los grandes esfuerzos anteriores, está llegando al final pidiendo árnica.

La semana va a estar protagonizada or la Liga de Campeones. El Barça lo tiene mejor que Madrid y Atlético porque uno de los dos ha de caer. Habrá emociones.