El Atlético quiere hacer de Simeone un Ferguson

En España se ha suspirado durante años por tener entrenadores de largo recorrido en los clubes. Que yo recuerde, solamente Miguel Muñoz fue recordman en el Madrid y Luis Aragonés fue querido y deseado en el Atlético. El Valencia añoró antaño a Jacinto Quincoces y entrenadores como Helenio Herrera dejaron huella, pero en varios clubes. El Atlético ha querido ser como el Manchester, que hizo de sir Alex Ferguson una envidiable historia, con prolongar el contrato de Cholo Simeone hasta 2020. Gran intento por la estabilidad.

Lo novedoso en el club del Manzanares es, precisamente, esa intención de que su entrenador tenga tiempo para hacer nido. Simeone se ganó el cariño de los atléticos en su etapa de jugador y como entrenador ha llenado de felicidad a la grada. Los colchoneros creen a pies juntillas en todo cuanto promueve el entrenador. Han hecho suya la teoría del “partido a partido” y le cantan en “olé, ole, Cholo Simeone” como si fuera gran ídolo como futbolista.
En el Vicente Caderón han cambiado los usos y costumbres. Donde hasta hace poco el entrenador era de probar y tirar se desea romper con la dinámica que sirvió para que el club estuviera en chistes y chismorreos. En principio, es acierto asegurar la permanencia del entrenador. Con ello se pretende solidificar un estilo que gusta, una fórmula que produce satisfacciones. Con Simeone se quiere crear escuela. De momento, el equipo ya tiene estilo definido. Si bien es cierto que en ocasiones juega al borde del reglamento, el comportamiento de sus futbolistas, en general, es ejemplarizante. Cholo ha proporcionado a la plantilla el mismo espíritu luchador con el que se distinguió como jugador.

Se supone que el anuncio de la prórroga ha gustado a la afición, pero a esta cabe recomendarle que la pasión no decrezca. Es previsible que el equipo no sea campeón todos los años y hasta es probable que en el presente se despida sin catar título. El futuro triunfal no lo asegura nadie y tampoco Cholo. Por ello, con los plácemes del día, hay aportar serenidad para el futuro. Los contratiempos no han de llevar al infamante grito de “Cholo vete ya” a lo que tanta tendencia, tienen los graderíos de todos los campos con su míster en cuanto hay tres derrotas.