El mejor Messi reapareció en Riazor

No hay novedad en el frente. Madrid, Barcelona y Atlético, los tres gallitos de la Liga, ganaron sus partidos y con ello mantuvieron las distancias. Ahora, solamente falta que el Madrid juegue su partido pendiente con el Sevilla para que sepamos cuál es en realidad la diferencia que le separa de sus perseguidores. Acabó la primera vuelta y desde la perspectiva de las metas del campeonato muchos equipos tendrán que dedicarse a reflexionar. Unos porque están perdiendo las posiciones europeas, y otros, porque le acucia el problema del descenso. En la jornada quizá lo más destacado fue el hecho de que reapareciera el mejor Messi.

En la Liga española hay más equipos concernidos en el suspense del descenso que en la conquista de puestos distinguidos. Para Europa está claro que siguen siendo favoritos Madrid y Barça. Para la tercera plaza parece más consistente el Atlético aunque se supone que Sevilla y Valencia seguirán aspirando a la misma. Estos dos, más el Villarreal, tienen a favor la presencia en la Liga Europa.

El domingo comenzó con Cristiano como doble goleador en Getafe. El equipo del Sur aguantó la primera mitad, En la segunda cayó como anuncian los pronósticos. Por la tarde, el Atlético tuvo que luchar más de lo esperado para desembarazarse del Granada que quiso dejar en mal luchar al Joaquín Caparrós su entrenador decapitado.

El Barça tardó menos de media hora para que Messi marcara dos goles al Deportivo. El equipo barcelonés salió con mayor velocidad que otras tardes dispuesto a resolver el problema con prontitud. Con esa velocidad los toques barcelonistas parecen imparables. Tal vez lo más sorprendente fue el modo en que jugó Messi. Buscó el balón constantemente, quiso participar en todos los ataques y hasta se retrasó para convertirse en creador de ataques. El duelo entre Cristiano y Messi parece que va a dejar aparte a los goles. El madridista quiere volver a ganar el Balón de Oro, pero con la ayuda de la Bota, que parece que nadie le puede disputar esta temporada. Messi por el Balón luchará desde otra perspectiva. Además de goles aportará su función creadora en la que es muy superior al portugués. Ayer, sin embargo, le ganó en goles al portugués. Hizo tres. Esta vez sí fue “hat trick”, Tres tantos consecutivos.

Consumada la mitad de la Liga se puede presuponer que habrá más emociones en los partidos en que participen los equipos en peligro. Ganarles va a ser más difícil. Ya se ha visto a Almería, Granada, Getafe y Depor, por ejemplo, el modo en que se emplean. Saben lo que se juegan. A partir de ahora el menor descuido puede costar la vida del artista.

Sobre el autor de esta publicación