Nueva Copa y más dineros

La FIFA, la UEFA y en general todas las confederaciones continentales y sus correspondientes federaciones nacionales, son insaciables. Están obsesionadas por hacer caja. Su coartada es extender el mundo del fútbol. En ocasiones, se pretende llevar este deporte a países donde se está en crecimiento. Se trata de organizar competiciones con carácter oficial a fin de que los participantes puedan añadir a sus historiales títulos medianamente honoríficos. El Madrid, que ya fue campeón de la Intercontinental, cuando se diputaba a doble partido o a encuentro único, será, probablemente, campeón del Mundialito de Clubes que se disputa en Marruecos. Ayer venció a los mexicanos del Cruz Azul por goleada. Y ello, sin que marcara Cristiano Ronaldo.

El Madrid, que tal vez es hoy el mejor equipo del mundo, no tuvo grandes problemas para derrotar al campeón de México, representante del fútbol de la América del Norte. Ahora, presumiblemente jugará la final contra un suramericano, el San Lorenzo de Almagro, equipo al que ni siquiera las bendiciones de sus socio, el Papa Francisco, le concederá la indulgencia de los madridistas, jugadores que, dicho cristianamente están en estado de gracia. Llevan tocando los cielos futbolísticos desde hace ya muchas lunas y no parece que en Marruecos vayan a perder su casi imbatibilidad. Después de tropiezo de San Sebastián el rumbo ha sido victorioso.

Los mexicanos componen un equipo de buenos trazos, que pese a la derrota, no puede afirmarse que salieran humillados. Tal vez, de haber marcado el penalti con el que fue castigado Sergio Ramos la marcha del partido habría sido distinta.

Ha sucedido ya que en dos partidos. Iker Casillas ha detenido dos penaltis lo que confirma que sin los nervios de tiempos pasados está volviendo a ser el que fue. De nuevo dio seguridad a sus defensores y otra vez estos impidieron a los adversarios contar con muchas ocasiones para batirle. Del partido con el Cruz Azul se puede colegir que el conjunto no ha perdido chispa aunque esta vez el ídolo portugués se marchara a la caseta sin su participación goleadora. Hay una pregunta que nadie se hace en el club y es la siguiente: ¿Por qué tiene que lanzar todos los tiros libres cuando está demostrado que es su punto flaco? Cristiano, que yo recuerde sólo le marcaba estos lanzamientos al portero del Atlético, Courtois, y éste está ahora en el Chelsea.

Se supone que la excursión a Marruecos en vísperas navideñas, servirá para conformar que Benzema mejora cada día y con ello le da toda la razón a Florentino Pérez, que era quien más creía en él. Y sobre todo, con las bajas de Modric y James, Isco progresa adecuadamente y aumenta sus posibilidades de mantenerse en primera línea. Del Mundial habrá que sacar como datos básicos una nueva copa y más y más dineros para la caja.