Alemania vale como test para la nueva Roja

La victoria de la selección española frente a Bielorrusia fue recibida con toda clase de plácemes. Gustó el equipo más que en desgraciadas ocasiones precedentes y entusiasmó la aparición estelar de Isco. Se recuperó el camino de la victoria y, sin embargo, antes de comenzar más repiques de campanas, convendría convenir que el enemigo no fue el mejor para basarnos en el deseado renacimiento del equipo. Ahora, el adversario es Alemania, actual campeona del mundo, que llega con notables bajas por diversas circunstancias. Casi es la Alemania B. Pese a ello, los alemanes siempre son buena piedra de toque.

Los germanos acaban de ganar por 4-0 a Gibraltar lo que no es precisamente dato a tener en cuenta. Sin pecar de exageración los gibraltareños, en el mejor de los casos, podrían ser considerados como equipo de la Segunda B española. O menos. En Alemania no ha gustado mucho lo visto.

Del Bosque está en la labor de rejuvenecer el equipo. Requiere que la transición de la exitosa Roja a la desvencijada del Mundial se haga sin pausa. Sin grandes cambios porque tampoco hay en los equipos españoles, demasiados jugadores de los que echar mano. Los clubes que forman la elite nacional están plagados de foráneos. En la última jornada de la Liga, en el Madrid se alinearon dos españoles en el equipo titular. Ni siquiera el Barcelona, tan amante de la cantera, contó con mayoría propia. El Atlético tampoco cuenta con muchos jugadores españoles en el conjunto titular y lo mismo puede decirse de Valencia y Sevilla. El Villarreal, que participa en competición europea, aún pone en juego a cinco canteranos, pero no pasa de ahí. En tales circunstancias las elecciones están muy constreñidas. Las grandes aportaciones que antaño hacían los clubes vascos también están en retroceso.

La selección dada la globalización, y el aumento de países comunitarios con ninguna restricción sobre los fichajes, van a hacer el problema mayor. Lo grave está en la composición de los clubes de elite. Con los jugadores emigrados no va a bastar.