El Barça pensó más en el Madrid

El Barcelona tenía dos objetivos ante el Ajax. El primero, ganar para seguir optando al liderato del grupo. El segundo, comprobar el estado de forma de algunos jugadores pensando en el partido del sábado en el Bernabéu. Luis Enrique no alineó a Xavi, Busquets y Mathieu a quienes se supone que reservó para el clásico. Las rotaciones le permitieron llegar al Bernabéu con gente menos cansada como es el caso de los ausentes porque también relevó en la segunda parte a Iniesta, Neymar y, sorprendentemente, a Messi. El el minuto 88 el Ajax puso emoción con su gol. Sólo fue un susto. Sandro ahuyentó fantasmas.

La noticia del partido no fue sólo que la dupla Messi-Neymar funcionara, sino que Iniesta empezara a recuperar su auténtico nivel. Se le vio más incisivo, más participativo y hasta hizo la jugada del encuentro. Se libró de varios defensores y se plantó ante el guardameta holandés que, afortunadamente para su equipo, consiguió enviar el balón a córner. De haber entrado el balón, la ovación del Camp Nou habría durado minutos. También tuvo suerte el Ajax minutos antes cuando Pedro, en una de las buenas jugadas que prodigó el equipo, estrelló la pelota en la cepa del poste como habría dicho Matías Prats.

El Barça cobra autenticidad cuando imprime velocidad al ataque. Mientras retrasa el esférico, la maneja como en entrenamiento sin ganar terreno es demasiado previsible. Para el próximo sábado se presume partido con grandes alternativas. La incógnita está en cómo encajará Luis Suárez en su primer partido. Con los cambios, el equipo perdió presencia y casi acabó pidiendo la hora con el inesperado tanto de los holandeses.

El Athletic también necesitaba ganar en Oporto porque tanto en Liga como en Europa no se halla. Mantiene la misma tónica de inseguridad, de indefinición. Tiene demasiadas dudas y la mayoría de sus jugadores no dan el nivel de la pasada campaña. Ni siquiera Iturraspe al que la internacionalidad no le ha ayudado a sentirse importante. Hizo el esfuerzo para empatar con el magnífico gol de Guillermo, pero acabó derrotado. Su paso por Liga de Campeones es decepcionante.

Sobre el autor de esta publicación